Skip to Content

ETIQUETAS

The Guardian

El nuevo The Guardian es menos especial, pero igual de bueno

16 de enero de 2018

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

Diseñar es solucionar problemas. Un diseño es bueno si encuentra la solución más eficiente a los problemas planteados; un rediseño triunfa si, en el proceso, no rompe más cosas de las que arregla.

Desde ese punto de vista, el nuevo The Guardian es un éxito.

Todo esto viene a cuento porque el recién estrenado diseño de The Guardian es, en origen, la solución gráfica a un problema financiero: el periódico acumula años de enormes pérdidas, y reducir el formato de berlinés a tabloide (más la externalización de la imprenta) va a suponer un ahorro anual de millones de libras que podría asegurar la supervivencia de la empresa.

Y esa primera decisión de diseño, reducir para ahorrar, es el origen de un serie de problemas añadidos, de oportunidades sobrevenidas, de cambios diseñísticos inesperados.

Solo un poco de contexto previo: The Guardian es desde hace décadas un diario muy consciente de su personalidad gráfica. Los diseños de David Hillman (1988) y Mark Porter (2005), resultaron revolucionarios cada uno en su momento, y dotaron al periódico de una identidad y un modo de hacer únicos que no se diluyeron ni aun cuando, por pioneros, fueron imitados por todo el mundo. Con esos antecedentes, es lógica la expectación despertada por este nuevo Guardian Cosecha de 2018.

Centrémonos. Hay dos saltos muy evidentes. Una nueva cabecera en dos pisos que abandona el azul por el negro. Es un cambio trascendental, porque de un plumazo se carga toda la identidad gráfica (y hasta emocional) de la empresa.

¿Soluciona un problema? Creo que sí: no tengo claro que la antigua cabecera en negativo, majestuosa en su amplio palacio berlinés, funcionara constreñida en un pequeño pisito tabloide. Y la g minúscula como icono principal tampoco terminaba de cuajar. ¿Lo soluciona de forma óptima? Los dos pisos crean un espacio muy interesante para jugar con titulares secundarios, siluetas y llamadas… El director creativo del invento, Alex Breuer, destaca por la deconstrucción de sus portadas cuando la ocasión lo merece, así que tengo fe.

El segundo: una nueva letra que NO ES EGIPCIA. La tipografía que ha dominado el diario desde 2005 desaparece para dar paso a un nuevo tipo, Guardian Headline: comparte estructura con la anterior pero estiliza el contraste y los ángulos. Es nueva… pero de alguna manera familiar. No me esperaba el cambio porque Guardian Egypcian seguía resultando moderna, legible, fenomenal… Y, sin embargo, es una decisión que soluciona un problema: el formato más reducido requiere titulares de cuerpo más reducido en los que Guardian Egyptian no resultaba tan fenomenal.

Cosas: el nuevo diario es más pequeño (como ha quedado claro) pero más largo, y se divide en tres cuadernos diarios: News, Journal / Opinión y G2. Es todo bastante lógico, porque la opinión y el análisis tienen ahora un peso fundamental, y G2 (reportajes y cultura) era una seña de identidad importante. Sobre el color: en la nueva paleta, el azul oscuro pierde su papel principal en beneficio de un rojo energético y serio; hay pequeños toques de amarillo en la parte informativa, tramas suaves en opinión y un despliegue un poco excesivo de alegría y brillo en Deportes y G2. También en la web el color se ha contenido un poco.

Aparecen nuevos recursos gráficos (un cuádruple filete omnipresente le da coherencia al conjunto; nuevas burbujas para las citas y destacados, firmas con más presencia, capitulares para identificar los géneros periodísticos…) pero se mantiene una norma arquitectónica fundamental: los titulares «cuelgan» y tienen aire por debajo. Mantener ese rasgo ayuda a que, a pesar de todos los cambios de diseño y formato, el aspecto general del diario resulte familiar, más evolucionado que revolucionado.

Un aspecto que me atrae es que muchas de las dobles páginas se construyen con la libertad y la energía de las revistas: es la ventaja del formato reducido en la que un único tema puede ocupar toda la superficie de papel. No creo que haya otro diario en el mundo con la capacidad de diseñar a la vez tan libre y tan finamente; esa habilidad quedaba a veces diluida en el lienzo más amplio del formato berlinés.

Dicho lo anterior, lo cierto es que hay en otras páginas un ocasional exceso de diseño. El talento en el equipo gráfico The Guardian es evidente, y hay momentos en los que pareciera que se dejan llevar por el entusiasmo. Las páginas (sobre todo en G2 y Deportes) desbordan recursos, colores, flechas, filetes, tramas. Echo de menos algo de contención.

Por otro lado, me decepciona que  algunos de los aspectos del diseño me suenan a «ya visto». Por ejemplo: la apuesta por la tipografía egipcia supuso en su día un salto de originalidad genuino; creó tendencia. Los remates triangulares de Guardian Headline no son novedad, y siguen una moda ya vista en los últimos tiempos. El conjunto del diario tiene una energía brutal y está diseñado con maestría, pero no provoca la sensación inmediata de estar delante de un periódico diferente a los demás. Ese punto, que ya tenía ganado, tendrá que recuperarlo con el tiempo.

Con esas dos (importantes) salvedades, el nuevo The Guardian es un ejercicio de diseño admirable que augura tardes gráficas de gloria. Triunfa en tanto que «había un problema y lo hemos solucionado»: no es fácil cambiar el formato de un diario, y hacerlo con elegancia y amplitud de recursos, y sin dejar toda la personalidad de la cabecera en el intento. Me provoca admiración (y un poquito de envidia).

Volviendo al primer párrafo: un rediseño tiene éxito en tanto que no rompe más de lo que arregla. Así ha sido.

[Las imágenes están tomadas de la cuenta de Instagram de Chris Clarke, Deputy Creative Director de The Guardian. Importante: no he visto el diario en papel, solo en pantalla a través de PressReader. Eso que me pierdo.]

 

comentarios (6)

  1. 23 enero 2018 a las 18:19 | PERMALINK

    Estaría bien poner alguna portada y portadilla de la versión anterior. ¡Saludos!

  2. 29 junio 2018 a las 4:22 | PERMALINK

    Es una tendencia global que se ve en la mayoria de los grandes diarios un poco por cambios en los usuarios , tecnologias y lectores y sabiendo que a futuro el diario papel va a terminar por desaparecer.

  3. 17 julio 2018 a las 13:05 | PERMALINK

    A mi me parecen geniales los dos y que se podrían implementar las dos maneras genialmente durante muchísimo más tiempo, ya que no todos gozan de esto o no quieren simplemente digital

  4. 7 febrero 2021 a las 23:40 | PERMALINK

    Gracias por compartir, es clara la tendencia hoy 2121

  5. 12 febrero 2021 a las 8:16 | PERMALINK

    or better not to think about it ))
    http://ipmenreckcontsel.tk/chk/3

  6. 27 febrero 2021 a las 11:25 | PERMALINK

    (palimpsests). In the XIII-XV centuries in

 

The Guardian y cómo saltarte tu propia cabecera

17 de junio de 2013

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

The Guardian está sacando estos días unas cuantas exclusivas sobre el espionaje gubernamental a través de la internete. Me ha llamado mucho la atención como se está saltando su propia cabecera para destacar, por encima de todo, la noticia. El resultado bascula entre lo impactante y lo caótico (la primera del sábado 8 no quedó muy fina).

También me llama la atención cómo se diferencia la cabecera «de diario» de la que se usa los fines de semana, que mantiene el bloque azul implantado en el rediseño de 2005.

Unos ejemplos…

GUARDIAN2013junio8
GUARDIAN2013junio10
GUARDIAN2013junio11
GUARDIAN2013junio17

 

 

The Guardian se hace unos retoques

16 de enero de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

The Guardian está reformando su oferta impresa para ahorrar material (y adaptarse a los nuevos hábitos de los lectores, dice su editor, Alan Rusbridger). Su diseño de 2005 marcó una época en la maquetación de periódicos, así que prestamos mucha atención a todo lo que sale de esa casa. El cambio más obvio: el logo pierde su masa azul y se imprime, a partir de ahora, por blanco. Lo demás sigue, aparentemente, igual. Abajo, la explicación.

[Dice Mr. Leslie que detrás del retoque está Mark Porter, responsable del diseño original.]

 

comentarios (1)

  1. 22 enero 2012 a las 11:19 | PERMALINK

    Gran Articulo para los amantes del diseño, sea en el formato que sea! Gracias por compartirlo! : ) Un saludo de Estudi Simple | Diseño Gráfico Minimalista

The Guardian para iPad

18 de octubre de 2011

GUARDADO EN iPad, Periódicos

The Guardian lanzó la semana pasada su edición para iPad, después de un año de desarrollo y con el asesoramiento de Mark Porter, director creativo de aquel rediseño de 2005. [Por cierto, aquí está su Tumblr.]

Es el periódico completo de cada día, pero con una presentación adaptada al medio a la que no puedo poner pegas. Hay un ingenioso sistema de mosaico para las portadas y portadillas y, aunque nadie diría que el diseño es «de papel», se identifica sin problema (por tipografía, arquitectura y color) con el resto de los productos Guardian. Teniendo en cuenta que la imagen Guardian es de las mejores de toda la prensa, buen trabajo.

Sólo dos cosas. Esta magnífica versión guardiana no soluciona el problema fundamental de los diarios en papel: que el periódico de hoy sigue recogiendo las noticias de ayer, y no hay novedad posible si no es a través de la página web y el navegador. Yo soy muy fan de los periódicos con noticias del día anterior, no crean, me gusta el análisis y el contexto. Pero no dejo de pensar en si habrá una forma de ofrecer la propia web del periódico, actualizada y dinámica, con el mismo esquema gráfico de esta aplicación.

Y dos. Tengo un problema a priori con los periódicos y revistas interneteras o tableteras: me acerco a ellos como quien se asoma a un pozo sin profundidad definida, y me desasosiega no tener muy claro exactamente el volumen total de contenidos, o dónde terminan. Tampoco logro sobreponerme al instinto de empezar el periódico por el final, pero eso es un problema menor. En fin, quizá la gran ventaja de las páginas en papel es que nos permiten calibrar, al peso o de un vistazo, la cantidad de información total que nos ofrece un periódico.

Dicho lo cual, que sepan que la app en cuestión mola, e interactuar con ella es un placer.

[Jeremy Leslie ha hecho un análisis más detallado. Mark Porter, también. El periódico tiene videos y promos para hacerse una idea. Y hay una oferta gratis total para los primeros meses que, se lo aseguro, voy a aprovechar.]

 

 

comentarios (2)

  1. Rafael
    19 octubre 2011 a las 9:07 | PERMALINK

    Quien quiera sentir vertigo de verdad con periodicos de internet interminables puede pasarse por http://xinhuanet.com/ (la agencia de noticias oficial) o qq.com (una especie de yahoo chino que allí usa todo el mundo). Lo pongo simplemente como ejemplos de como se diseñan las webs y los portales en china . Ese diseño me pareció demencial la primera vez (aun sabiendo chino cuesta orientarse) y me lo sigue parenciendo ahora pero bueno…

  2. 20 octubre 2011 a las 18:48 | PERMALINK

    Gracias por la info y sobre todo la de la promo de los primeros meses

 

Bodas reales, el titular que lo resume todo

29 de abril de 2011

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

Siempre The Guardian y sus titulares british

 

Una noticia tan grande que el titular es «Tenemos una noticia muy grande»

27 de julio de 2010

GUARDADO EN Las noticias, Portadas

The Guardian y The New York Times se han lanzado a publicar, junto con Der Spiegel, una serie de informaciones entresacadas del estudio de un chorrazo de documentos filtrados a la web Wikileaks y distribuidos por ésta, en exclusiva, a las tres publicaciones. El tema: cómo va la guerra de Afganistán.

Aquí van las dos portadas. Lo que me ha llamado la atención de este bonito ejemplo de periodismo de alcantarillado (que limpia alcantarillas, quiero decir), es que ambos periódicos titulan no-titulando. Es decir:  el titular no dice «Esto, estoy y esto es lo que pasa en Afganistán», sino «Tenemos papeles que cuentan cosas, pasen y lean». Y no tengo claro si este titular a lo «teaser trailer» es bueno o malo.

 

comentarios (1)

  1. 27 julio 2010 a las 13:20 | PERMALINK

    No se si el titular es bueno o malo, pero da la sensación de que es mejor tener la noticia que dar la noticia :-)