Vale. Llegan los Reyes (Magos), y todo es una revolución en busca de regalos.

Mi generosa aportación al mundo de «ideas-para-regalar»: ¡comprad Pop-up! Los libros desplegables, móviles, típicos de cuando moceábamos, pero siempre espectaculares. Los ingenieros del papel son unos monstruos…

David A. Carter [aquí, su web] es el autor de Un punto rojo (Combel Editorial, Barcelona), una gozada visual y lúdica. El argumento es simple: en cada desplegable hay un punto rojo. Hay que buscarlo.

Pop-Up Punto Rojo 1Pop-Up Punto Rojo 2Pop-Up Punto Rojo 3

La segunda parte de Un punto rojo es Un dos azul. Ambos comparten la misma fórmula.

Carter ha parido una tercera obra maestra: 600 puntos negros. 600 veces más compleja…

Pop-Up 600 puntos 1Pop-Up 600 puntos 2

Éste, de un tal Kees Moerbek, recrea alguna de las películas de Alfred Hitchcock: The Master of Suspense: A pop-up book (Simon & Schuster, NY)

Pop-Up Hichtcock 3Pop-Up Hichtcock 2Pop-Up Hichtcock 1

Una impresionante versión de Moby Dick (SM, Madrid) de Sam Ita (el pop-up, claro; el texto sigue siendo de Melville, más o menos).

Pop-Up Moby 1Pop-Up Moby 2Pop-Up Moby 3

Este El Maravilloso Mago de Oz de Robert Sabuda (Kókinos), un maestro en el asunto pop-up.

Pop-Up Oz 1Pop-Up Oz 2Pop-Up Oz 3

Y, para terminar, un libro alucinante que no es exactamente un pop-up, pero que tiene mil capas, mil recovecos, mil agujeros. Bueno, quizá «mil» sea una cifra exagerada… Se titula Love (Canongate Books, Edimburgo), es de Gian Berto Vanni, editado por primera vez en 1964, y encierra una tierna, tiernísima, melancoliquísima, maravillosa historia.

Pop-Up Love 1Pop-Up Love 3Pop-Up Love 2