Skip to Content

ETIQUETAS

Rediseños

Wallpaper* o de que lo viejo es el nuevo nuevo.

16 de septiembre de 2013

GUARDADO EN Rediseños, Revistas, Tipografía

WALLPAPER001

Tenía pendiente este rediseño desde hace semanas. Qué rabia me da que se me queden los jpgs en el tintero…

La noticia: directora creativa de Wallpaper*, Sarah Douglas, ha pilotado un nuevo diseño lanzado en el número de septiembre. Wallpaper* es una revista de tendencias de esas que salen al quiosco acostumbradas a marcar pautas y crear modas. La principal novedad: la contundente tipografía “a la suiza” Graphik pasa a la papelera, sustituida por las nuevas Portrait y Darby. La primera, todo picos, está inspirada en “diseños del renacimiento francés”. La segunda es una humanista inspirada “en los tipos ingleses del siglo XVIII”. Ambas, diseñadas por Commercial Type.

La moraleja: les avanzo que las tipografías “a la antigua” se están imponiendo allá por donde miro. También que las serifas mandan. Que, después de años de ostracismo, la letra Optima de Herman Zapf se va a poner de moda en los próximos meses–Darby se da un aire a ella–. Y que, tipográficamente, Wallpaper* se ha apuntado a que lo viejo es lo nuevo nuevo.

 

El rediseño de Wired US, seis cabeceras rebuscadas y una tipografía tan elegante

24 de junio de 2013

GUARDADO EN Rediseños, Revistas

Wired cumplió 20 años hace un par de meses, lo que viene siendo toda una edad para una revista que tiene como objetivo estar a la vanguardia de las cosas. Justo después, la edición americana lanzó un nuevo diseño en su número de julio. Como suele ser habitual en este blog, llego con un poco de retraso a la noticia –Wired tarda en aterrizar en los quioscos madrileños–, que ya ha sido bien glosada aquí. Pero, oiga, más vale tarde.

La trastienda es curiosa: Scott Dadich, el nuevo director, fue hasta 2010 años diseñador máximo de la revista y la llevó a su mejor nivel gráfico. La nueva directora creativa, Cláudia de Almeida, se enfrenta a un reto interesante: renovar la publicación y buscar su espacio a la sombra de aquel, que pasa por ser uno de los mejores diseñadores de revistas del momento. A este respecto, Gym Class Magazine se han lucido con una interesante entrevista a ambos.

El rediseño reordena la revista, reduce el logo de portada y sustituye colores y paleta tipográfica. Lo más remarcable: seis cabeceras como seis soles para abrir las secciones InfoPorn, Alfa, Ultra, Q:, Gadget Lab y Ask. Cada sección es un mundo en sí misma –editorial y gráficamente hablando–, y tienen tanta personalidad que acaban por eclipsar un poco a los grandes reportajes de la parte final. La cabecera de Q:, por ejemplo, es todo un alarde de detalle y de imposibilidad física.

WIRED2013junio_009

Lo que más me ha chocado de la nueva fórmula gráfica es la utilización de Ambroise, de J. F. Porchez, como tipografía principal para la revista. Es una didona extravagante, con una letra K llena de fiesta y personalidad, y que parece gritar “miradme a mí mayormente”.

WIRED2013junio_021

El caso es que me imaginaba una tipografía así en una revista de moda, porque su elegancia tiene un acomodo más natural en el mundo del glamour. Y, sin embargo, acaba encajando fenomenal en el marco tecnológico y avanzado de Wired.

Salvedad: gran parte de los titulares están compuestos de una mezcla de Ambroise y Tungsten. Y estas dos tipografías tienen entre sí una química tirando a nula. Como diría mi madre, es como ponerle “a un santo cien pistolas”.

WIRED2013junio_006

En fin: el diseño de Wired siempre es complejo, lleno de recursos gráficos. El menú tipográfico tiene bastante despliegue: Brandon Grotesque, Apex Rounded, Anchor, Oxide Solid

Unas páginas:

 

 

comentarios (1)

  1. 25 junio 2013 a las 9:32 | PERMALINK

    Muy buen artículo.
    Gracias por la información.
    A ver como les sale estos cambios que has mencionado.
    Un saludo.

Bloomberg Businessweek y un pequeño rediseño

10 de junio de 2013

GUARDADO EN Rediseños, Revistas

Desde su relanzamiento hace un par de años de la mano de Richard Turley (director creativo) y Josh Tyrangiel (director), Bloomberg Businessweek ha campeado por los quioscos del mundo con sus portadas asombrosas y su sentido del humor, y dejando que el depurado diseño con que se inició la nueva fórmula editorial se fuera endureciendo y despeinando cada vez más.

Sus páginas han hecho de la espontaneidad una bandera, y han apostado por el desparpajo y la aparente despreocupación a la hora de pulir los detalles del diseño. Es decir: un amor por la imperfección muy parecido al de las presentaciones chapuceras hechas con PowerPoint a las que son adictos los ejecutivos agresivos que se supone son su público objetivo.

Un diseño de revista bastante duro, que mitiga su aspereza con humor y que tiene puntas de deliberado mal gusto. Esta portada es un buen ejemplo…

BUSINESSWEEK2013junio1a

Vidas paralelas: hace unos meses, el diseñador Hedi Slimane presentó para la casa fundada por Yves Saint Laurent una colección inspirada en el estilo grunge de los años noventa, y el mundo de la moda se agitó entre la estupefacción y el desdén. Jerseys dados de sí, pantalones rotos, camisas de cuadros y todo el desaliño rockero con el que Nirvana conquistó el mundo, pero reproducidos con las mejores telas y con la puntada perfecta que una gabardina que luego será vendida por 6.000 euros se merece.

Es decir: Businessweek y Saint Laurent falsifican la imperfección a base de materiales de primera calidad. Y el resultado funciona. A ver si viene un sociólogo y me explica por qué vivimos unos tiempos de culto a lo aparentemente mal hecho.

Todo este rollo viene a cuento porque BBW presentó la semana pasada un retoque de su diseño que quita ornamentos y endurece (más) el aspecto de sus páginas. Menos color, por ejemplo. Más palo seco y menos remate en las tipografías… Unos antes/después:

BBW2013junio016BBW2013junio001

BBW2013junio018BBW2013junio008

BBW2013junio019BBW2013junio006

BBW2013junio017BBW2013junio005

Lo más importante: nuevo aspecto para su sección final, ETC, que gana fuerza a base de titulares de letras estrechas y anchas. La tipografía elegida es Druk, de Commercial Type, que combina con Público y Neue Haas Grotesk.

Unas imágenes de cómo ha quedado la revista. Lo que más me gusta: las tramas de los mapas. Soy así de caprichoso.

BBW2013junio022 BBW2013junio015 BBW2013junio009 BBW2013junio007 BBW2013junio004 BBW2013junio003 BBW2013junio002BBW2013junio010BBW2013junio014BBW2013junio012BBW2013junio011

 

T Style y el adiós a la letra gótica

19 de febrero de 2013

GUARDADO EN Rediseños, Revistas

Una de las sorpresas diseñísticas de la semana pasada fue el rediseño de T, la revista de estilo de The New York Times. Nueva directora, y nuevo director creativo –ambos llegados desde la revista rival WSJ.– y una nueva fórmula editorial cuyo movimiento más espectacular ha sido el cambio de logotipo. Adiós a la “T” gótica que ha identificado la marca desde su nacimiento en 2004, hola a una “T” de palo seco medio con bisel y relieve, no sé si más moderna o todavía más retro.

La influencia de T en el diseño de revistas de los últimos años no es desdeñable. Con un presupuesto lleno de alegría, se ha podido permitir comisionar tipografías de encargo que se han ido expandiendo por el mundo, y ha tenido mucho que ver con el retorno de las tipografías góticas al mundo editorial.

En fin: todo cambia, y al diseño levemente informal de los últimos años –construido alrededor de la tipografía Pialat– le sucede una nueva maqueta que resulta clásica, elegante, un poco fría.

Patrick Li, el director creativo, contaba en esta entrevista que el cambio de logotipo busca diferenciar la revista dentro del ecosistema de publicaciones de The New York Times: la T gótica ha acabado siendo una imagen de marca global para todos sus productos.

La base del diseño es la fantástica tipografía Schnyder, diseñada –ex professo, claro– por Christian Schwartz. La letra de lectura pasa a ser Imperial, que es la tipo de texto en el cuerpo central del periódico. Los titulares secundarios se componen en una versión condensada de Graphik.

El resultado gráfico tiene un toque, ya digo, elegante pero frío.

Lleno de espacios blancos y con un coherente esquema de titulares-entre-filetes que se repite a lo largo de todas las páginas, la transgresión en el diseño se reduce a situar algunos de los titulares principales a sangre, cercenando un poco las letras. En conjunto, las páginas tienen un equilibrio admirable, pero el resultado me parece algo distante. Echo de menos algo más de frescura. ¡Todo resulta demasiado perfecto!

Aquí van unas páginas, capturadas de la versión en Issuu que, amigos, todos ustedes pueden hojear aquí.

 

comentarios (5)

  1. 19 febrero 2013 a las 19:32 | PERMALINK

    ostia… creo que me quedo con la T gótica. el resto, como dices, es demasiado perfecto; tanto, que juraría que ya lo he visto

  2. 12 abril 2014 a las 8:18 | PERMALINK

    Good post. I learn something new and challenging on blogs I stumbleupon everyday.
    It’s always useful to read content from other writers and
    practice something from other sites.

  3. I’ve been exploring for a bit for any high quality articles or blog posts on this kind of
    area . Exploring in Yahoo I eventually stumbled upon this web site.
    Reading this info So i am glad to show that I have an incredibly just right uncanny feeling I
    discovered just what I needed. I such a lot without a doubt will make sure to do not
    fail to remember this website and provides it a look on a relentless basis.

  4. This post provides clear idea designed for the new visitors of
    blogging, that in fact how to do blogging.

  5. 18 junio 2014 a las 9:49 | PERMALINK

    What’s up, yup this piece of writing is in fact fastidious and I have learned lot of things from it about blogging.
    thanks.

Courrier Internacional y como diseñar con siete tipografías (a lo fanzinero)

11 de octubre de 2012

GUARDADO EN Rediseños, Revistas

Hace justo dos años, Mark Porter rediseñó Courrier Internacional, un digesto semanal muy popular en Francia. Su propuesta [aquí hay imágenes] era modular, limpia, equilibrada. Un diseño marcado por una rejilla muy estructurada y cuya única extravagancia era el uso de la tipografía Omnes. Les confieso que me gustaba, porque era una maqueta con la que resultaba difícil presentar una mala página. Una virtud/trampa: también era difícil construir maquetas sorprendentes.

En estas llega la nueva fórmula gráfica presentada por Courrier esta semana, salida de la fábrica de Errea Comunicación. Es un diseño que se explica muy bien repasando sus tipografías. Apunten: Pitch para el logo y las cabeceras; Platform para los titulares, pero también Poplar, y NyteFreight para el texto, HFJ Numbers, National… Yo suelo pontificar en clase que un buen diseño es aquel que no necesita más de tres tipografías para construir una identidad. Courrier usa, como mínimo, siete. Ejem…

Hace años, escuché a un marionetista de los Teleñecos explicar que una diferencia entre los actores y las marionetas es que los primeros tienen que saber cuando apartarse del plano discretamente para no quitar foco al protagonista, mientras que las segundas están obligadas a luchar permanente por captar la atención del espectador, incluso aunque tengan un papel completamente accesorio en una escena.

Y algo así me pasa con las tipografías del nuevo Courrier: todas tienen una personalidad arrolladora, y compiten alegremente por captar el foco de la página, la atención del lector. ¿El resultado? Pues una maqueta que huye del aspecto pulido y minimal, y que está llena de detalles ciudados y sorpresas gráficas. Algo así como ejercer el diseñó gráfico manteniendo a la vez la seriedad y el sentido de la ironía.

Puestos a preguntar, le he pedido a Javier Errea –del gremio Diseñadores con Talento– que me cuente un poco sobre la filosofía del diseño. Él lo explica mejor que yo.

“Es una ensalada tipográfica, lo sé. Le hemos dado muchas vueltas y, al final, nos inclinamos por la exuberancia. Hemos querido hacer algo tirando a barroco, imperfecto, lo contrario del modelo anterior, el de Porter, que era tan perfecto y comedido. Veíamos Courrier como una revista llena de vida, de historias… Y toda esa vida, con sus dudas, la hemos pretendido trasladar a la propuesta tipográfica. Y no sólo a la tipografía, también a la iconografía, al uso de recursos… No sé, darle un cierto aire de fanzine: serio, pero joven, fresco, con evidentes contradicciones. Y así la revista resulta flexible, variada, menos racional, más sorprendente. Más libertad, y más riesgo, claro”.

Por supuesto que el nuevo diseño tiene algo más que tipografía: colores cálidos para cada sección –del amarillo al magenta, naranja, rojo y berenjena–; tramas elegantes para subrayar textos y apoyos; un montón de iconos y etiquetas, una estructura de columnas híper flexible… Soy fan, particularmente, de la cabecera medio mecanográfica en la deliciosamente retro Pitch. Y del iconito del planeta lleno de dardos.

En fin: que me gusta. Aquí les dejo unos cuantos detalles, para su regusto y contentamiento.

 

comentarios (1)

  1. 11 octubre 2012 a las 13:12 | PERMALINK

    El “Courier” adolece de los mismos problemas del “Jornal de Notícias” (Portugal).
    – Una paleta tipográfica innecesariamente grande;
    – El uso de grandes manchas de color cálido que causa confusión sobre lo que es el contenido y lo que es publicidad;
    – Y todo (tipografía, ilustración, manchas de color) compiten por la atención del lector, ausencia de una jerarquía bien definida.
    En broma, Javier Errea se encuentra en una fase de color de su carrera.
    Pero estoy de acuerdo contigo Diego, soy fan de la cabecera medio mecanográfica y del iconito del planeta.

USA Today: lo moderno se queda en el punto azul…

14 de septiembre de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

Aquí van unas páginas del nuevo diseño del diario USA Today. 

Datos técnicos, tomados de la nota de prensa: la tipografía es una versión tuneada de la Futura, astutamente bautizada Futura Today. Para texto y titulares con serifa, Chronicle, que sustituye a la tipografía Gulliver empleada hasta la fecha. Hay una nueva retícula de cinco columnas, que se extiende por todo el periódico –salvo en las tablas deportivas–. Y un nuevo logo redondo y mutante que se llena de cositas según avanzan las secciones.

En fin: lo de poner un puntazo azul como logotipo no resulta demasiado original, pero la estética cian + blanco resulta moderna, aseada, aparente. Futura Today luce estupenda en la cabecera del periódico y en la fecha, y se mantiene la importancia de la infografía. Lamentablemente, el resto de la tipografía y el diseño resultan un poco caóticos, anticuados. No veo una auténtica jerarquía en la construcción de las páginas, el cuerpo de los titulares resulta pelín anárquico y, para mi gusto, hay un interlineado excesivo que disuelve la fuerza de los elementos de titulación.

Asumo que el caos se irá afinando conforme se acumulen más diarios en la mochila del departamento de maquetación. Me quedo con la sensación de que los encargados de la nueva fórmula gráfica construyeron una imagen de marca que funciona, pero no han logrado que el contenido periodístico de las páginas se contagie de la misma modernez con coherencia.

El logo, eso sí, es muy bonito. Y el señor-entrando-en-azul de la cabecera especial 30 aniversario tiene un recado poético que se agradece.

 

comentarios (3)

  1. 15 septiembre 2012 a las 11:30 | PERMALINK

    El punto, me recuerda al logo de Euronews…

  2. 15 septiembre 2012 a las 11:40 | PERMALINK

    Acabo de leer la anterior entrada y veo que te recordó a lo mismo. Y es que al final es eso, un punto, con los toques diferenciadores y la ‘guarnición’ que le añadan :)

  3. 16 octubre 2012 a las 12:42 | PERMALINK

    A primera vista me molestan dos cosas: que el punto se salga de caja y que la Futura Today se pelea con la Chronicle a muerte (y pierde esta última). Tal vez podrían mantenerla para cuerpo de texto pero en mi opinión queda fatal en los titulares.

 

USA Today y un punto azul

14 de septiembre de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

El lanzamiento de USA Today, que cumple 30 años esta semana, supuso un punto de inflexión en lo que viene siendo el diseño de la noticia: lleno de color, con un enorme apoyo infográfico y una puesta en página espectacular, fue el primer diario auténticamente nacional en un país que tiene una tradición periodística tirando a local. Es decir: The New York Times es considerado el diario de referencia global, pero en el fondo no deja de ser el boletín municipal de Manhattan.

USA Today se apostó todo a la tarea de ser la voz de todo el país. Abonado a los textos cortos, las frases sencillas y un tono bastante neutro. Su mapa del tiempo a toda página fue una revolución, sin ir más lejos. A la postre, consiguió sobreponerse a las críticas en plan “es un MacPeriódico” y ahora es el segundo diario más vendido –solo por detrás de The Wall Street Journal–. Casi dos millones de ejemplares, ahí es na. [Su fundador, Al Neuharth, escribe sobre el aniversario.]

El caso es que el fin del mundo impreso se acerca, ya saben, y todas las cabeceras luchas por relanzarse y adaptarse a los nuevos medios. USA Today lanza hoy un nuevo (y radical) diseño que afecta a su versión impresa, web, tabletera, móvil… A todo.

La nueva maqueta es obra de diseñada por Wolf Ollins. La imagen que abre esta entrada es un prototipo, pero se hacen a la idea. Así era la primera página ayer:

Se presenta con este video bastante ilustrativo.

El nuevo logo es un bonito punto azul que se llenará de gráficos y cosas según las secciones y noticias: se supone que tendrá vida propia.

Aunque a mí me recuerda al logo de Euronews –otro punto gordo famoso–, y a la estética ultra limpia de los nuevos interfaces Microsoft.

 

[Ya pondré aquí páginas, cuando las tenga…]

 

Con su nuevo diseño, La Nación se parece sospechosamente a un periódico

5 de septiembre de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

Repensar un diario es un proceso largo y lleno de riesgos. Redactores y lectores establecen con su periódico una relación emocional –¿íntima?– que les lleva a recelar de cualquier cambio por el mero hecho de serlo. Modificar el diseño de sus páginas, así, puede irritar a unos y otros con pasmosa facilidad.

La Nación, que se acerca ya a los 150 años de vida, es el gran diario conservador de Argentina –algo así como Abc, pero en rentable y elegante–. Redibujar un diario así, enorme y tradicional, multiplica los riesgos. No es extraño que el equipo encargado del cambio se haya tomado casi dos años para prepararlo, y que el resultado no sea un periódico transgresor, sino un periódico-periódico. Pero bien hecho.

Visto de lejos, el periódico de ahora no es demasiado diferente al de la semana pasada. Respira un aire gráfico familiar, y dudo que los lectores se hayan asomado a sus páginas con extrañeza o desorientados. En el detalle, sin embargo, el mecanismo interno ha cambiado.

Digamos que ha sido un gatopardo a la inversa: todo sigue como estaba para que todo cambie.

Cosas que no han cambiado: el aroma de las páginas, ya digo, es clásico; guarda un gran respeto por las columnas y la masa de texto. En cuanto a las nuevas tipografías, Prumo (de Dino dos Santos), sustituye a la Bodoni empleada hasta ahora pero lo hace en su mismo estilo. Eso sí: con 92 pesos, se esparce por las páginas de La Nación sin caer en la monotonía. Sueca (de Mario Feliciano) se aplica a los textos, neutra y legible como ella sola.

En el diseño no hay espacio para las tipografías sanserif, y lo cierto es que la elegancia de sus páginas le debe mucho a la ausencias de combinaciones tipográficas mixtas. Ante lo bien armado de los títulos con Prumo, el antiguo dueto Bodoni + Taz no estaba a la altura.

Cosas que sí han cambiado: se han reorganizado las secciones, hay nueva navegación más clara, un diseño coordinado para todos los suplementos, mayor espacio para las fotos… También han aparecido unos nuevos sueltos editoriales brevísimos al final de las noticias principales; los han llamado, muy a lo cafetero, “ristrettos”. Y en el apartado de fontanería gráfica, se ha introducido, por fin, el diseño modular en La Nación, que dice adiós a la arcaica y desordenada venta de publicidad por centímetros.

Una clave del rediseño es que refuerza la apuesta por nuevas formas de contar las noticias que caracteriza a este periódico desde hace tiempo (no sé si recuerdan este ejemplo de entrevista dibujada). Las aperturas de sección tienen ahora unos “balcones” reservados para el arsenal de géneros periodísticos alternativos (infografías, fotonoticias, fotocomentarios, ilustración…). Los gráficos son, abundantes, modernos y esquemáticos. Y se dejan llevar por lo plástico y festivo en ocasiones (como en la página 2 que hay ahí abajo).

En palabras de Ana Gueller, directora de Arte y responsable de todo este cambio, el nuevo diseño quiere encontra un lugar para “Historias contadas con textos, con fotos, análisis, miradas dibujadas, noticias duras, registros llenos de humor o datos de cifras elocuentes…” 

Esta “Nación repensada” se ha basado en las propuestas de la Gerencia de Innovación del periódico, dirigida por Carlos Guyot, y ha contado con el apoyo y las ideas de los equipos de diseño, fotografía e ilustración. Y con el asesoramiento del estudio pamplonés Errea Comunicación del que, ya saben, este blog es bastante partidario.

Así presentaban el diseño en el propio periódico:

En fin: en su nueva etapa, La Nación se parece a un periódico de-toda-la-vida diseñado con un cuidado obsesivo por los pequeños detalles y una vocación de contar historias que se agradece. Yo diría que es un gran trabajo. Críticas: en su sobriedad, algunas páginas me resultan demasiado apagadas –no soy  muy fan de la sección de opinión–. En mi tendencia a arrevistar los periódicos no me hubiera importado algún titular más dicharachero. Pero, claro, ese es mi estilo.

Otro día debatimos sobre si hacer los periódicos más arrevistados los resucita o los hunde. De momento, disfruten con algunas páginas del cuerpo principal del diario y de su suplemento Sábado (una novedad, dedicado a la información más cercana a los lectores).

[En la web de Errea Comunicación  hay más páginas y más datos]

 

comentarios (2)

  1. 24 septiembre 2012 a las 13:54 | PERMALINK

    Excelente nota muy completa y lara

  2. 26 septiembre 2012 a las 18:18 | PERMALINK

    Que medidas tiene este nuevo diseño?

 

l’Unitá se hace grande

13 de junio de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

Casi todos los diarios ha entrado en un proceso de empequeñecimiento aparentemente inexorable, medio por comodidad de los lectores, medio por buscar nuevas formas arrevistadas, medio por ahorrar pasta en papel. O han reducido su formato en plan radical –de sábana a tabloide, como los ingleses– o han perdido centímetros como quien no quiere la cosa, intentando que el comprador no se diera demasiada cuenta.

Son una excepción los periódicos que deciden aumentar su tamaño. Y es el caso de l’Unitá, el diario comunista italiano, que ha lanzado estos días un nuevo diseño que abandona su formato tabloide reducido y se pasan al berlinés, sin complejos.

Sergio Juán, desde Barcelona, ha participado en el rediseño. Así lo describe:

“Es un formato que permite situarlo a la “medida” de otros diarios del mercado italiano como La Stampa o La Repubblica, que congenia con el modelo periodístico de diario político y se distancia del formato free-press. Además, un mayor tamaño posibilita arquitecturas de página con artículos de profundidad, análisis y opinión que requieren mayor cantidad de texto: ‘Un giornale per leggere’ (Un diario para leer) era uno de los comentarios más frecuentes luego de su lanzamiento.”

Yo soy partidario de los formatos reducidos, pero entiendo que un periódico grandote se parece más a un periódico. Al final, el formato va a ser un símbolo de calidad. Como antes.

El rediseño, sobrio y contenido, usa como tipos Expresso y Gotham, y divide el periódico en dos partes diferenciadas: “Primo Piano”, para la información dura, y “U:”, para sociedad, cultura…

Aquí, en su archivo histórico, podéis los ejemplares (antes y después de todos los rediseños). Unas páginas:

 

 

Rolling Stone, en busca de la sencillez

7 de junio de 2012

GUARDADO EN Rediseños, Revistas

La edición española de Rolling Stone estrenó una elegante puesta en página hace unas semanas.

Ya saben lo legendaria que es esta cabecera, con una veintena de ediciones por todo el mundo, su contribución a la historia del periodismo, a la historia del diseño, etcétera. En los años ochenta y noventa, y bajo la dirección gráfica de Fred Woodward, la edición americana de RS marcó un nuevo máximo nivel a todo el quiosco a base de páginas llenas de filetes y refinados juegos tipográficos. Es una herencia enorme.

En nuestro país, la revista es más musical y estilosa, y menos política, que en la edición americana. Y el formato más grande. El nuevo diseño ha limpiado los recursos gráficos y ha dejado una enorme cantidad de blancos por todas las páginas. Resulta bastante equilibrado, elegante.

La tipografía que reina en la revista es Farnham, de Christian Schwartz. Es una tipo fantástica y versátil, elegante en sus pesos más finos, brutal y energética en los más potentes. Ya saben que soy muy de contar mis batallas, así que les diré que para mi primer diseño-propiamente-dicho, el de la revista MAN, me entregué a Farnham y fui muy feliz (tipográficamente hablando, quiero decir).

En palabras de Amaya Rodríguez del Real –como directora creativa, ha llevado el rediseño junto a Eduardo Cano, director de arte–, lo más importante del nuevo diseño era “la tranquilidad, darle importancia máxima a las fotos. Para eso somos Rolling. Queríamos dejar un poco de lado las aperturas historiadas y a veces histriónicas que hemos hecho durante mucho tiempo”.

Un detalle curioso: el nuevo diseño ha modificado los valores del “rojo rolling”. Ahora es más alegre (0/90/100/0) frente al un poquito más oscuro y serio rojo original de la edición americana (0/100/100/10).

 

comentarios (1)

  1. 9 junio 2012 a las 17:21 | PERMALINK

    Thanks and good blog.