Skip to Content

ETIQUETAS

Periódicos

El nuevo The Guardian es menos especial, pero igual de bueno

16 de enero de 2018

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

Diseñar es solucionar problemas. Un diseño es bueno si encuentra la solución más eficiente a los problemas planteados; un rediseño triunfa si, en el proceso, no rompe más cosas de las que arregla.

Desde ese punto de vista, el nuevo The Guardian es un éxito.

Todo esto viene a cuento porque el recién estrenado diseño de The Guardian es, en origen, la solución gráfica a un problema financiero: el periódico acumula años de enormes pérdidas, y reducir el formato de berlinés a tabloide (más la externalización de la imprenta) va a suponer un ahorro anual de millones de libras que podría asegurar la supervivencia de la empresa.

Y esa primera decisión de diseño, reducir para ahorrar, es el origen de un serie de problemas añadidos, de oportunidades sobrevenidas, de cambios diseñísticos inesperados.

Solo un poco de contexto previo: The Guardian es desde hace décadas un diario muy consciente de su personalidad gráfica. Los diseños de David Hillman (1988) y Mark Porter (2005), resultaron revolucionarios cada uno en su momento, y dotaron al periódico de una identidad y un modo de hacer únicos que no se diluyeron ni aun cuando, por pioneros, fueron imitados por todo el mundo. Con esos antecedentes, es lógica la expectación despertada por este nuevo Guardian Cosecha de 2018.

Centrémonos. Hay dos cambios muy evidentes. Una nueva cabecera en dos pisos que cambia el azul por negro. Es un cambio trascendental, porque de un plumazo se carga toda la identidad gráfica (y hasta emocional) de la empresa.

¿Soluciona un problema? Creo que sí: no tengo claro que la antigua cabecera en negativo, majestuosa en su amplio palacio berlinés, funcionara constreñida en un pequeño pisito tabloide. Y la g minúscula como icono principal tampoco terminaba de cuajar. ¿Lo soluciona de forma óptima? Los dos pisos crean un espacio muy interesante para jugar con titulares secundarios, siluetas y llamadas… El director creativo del invento, Alex Breuer, destaca por la deconstrucción de sus portadas cuando la ocasión lo merece, así que tengo fe.

El segundo: una nueva letra que NO ES EGIPCIA. La tipografía que ha dominado el diario desde 2005 desaparece para dar paso a un nuevo tipo, Guardian Headline: comparte estructura con la anterior pero estiliza el contraste y los ángulos. Es nueva… pero de alguna manera familiar. No me esperaba el cambio porque Guardian Egypcian seguía resultando moderna, legible, fenomenal… Y, sin embargo, es una decisión que soluciona un problema: el formato más reducido requiere titulares de cuerpo más reducido en los que Guardian Egyptian no resultaba tan fenomenal.

Cosas: el nuevo diario es más pequeño (como ha quedado claro) pero más largo, y se divide en tres cuadernos diarios: News, Journal / Opinión y G2. Es todo bastante lógico, porque la opinión y el análisis tienen ahora un peso fundamental, y G2 (reportajes y cultura) era una seña de identidad importante. Sobre el color: en la nueva paleta, el azul oscuro pierde su papel principal en beneficio de un rojo energético y serio; hay pequeños toques de amarillo en la parte informativa, tramas suaves en opinión y un despliegue un poco excesivo de alegría y brillo en Deportes y G2. También en la web el color se ha contenido un poco.

Aparecen nuevos recursos gráficos (un cuádruple filete omnipresente le da coherencia al conjunto; nuevas burbujas para las citas y destacados, firmas con más presencia…) pero se mantiene una norma arquitectónica fundamental: los titulares “cuelgan” y tienen aire por debajo. Mantener ese rasgo ayuda a que, a pesar de todos los cambios de diseño y formato, el aspecto general del diario resulte familiar, más evolucionado que revolucionado.

Un aspecto que me entusiasma es que muchas de las dobles páginas se construyen con la libertad y la energía de las revistas: es la ventaja del formato reducido en la que un único tema puede ocupar toda la superficie de papel. No creo que haya otro diario en el mundo con la capacidad de diseñar a la vez tan libre y tan finamente; esa habilidad quedaba a veces diluida en el lienzo más amplio del formato berlinés.

Dicho lo anterior, lo cierto es que hay en otras páginas un ocasional exceso de diseño. El talento en el equipo gráfico The Guardian es evidente, y hay momentos en los que pareciera que se dejan llevar por el entusiasmo. Las páginas (sobre todo en G2 y Deportes) desbordan recursos, colores, flechas, filetes, tramas. Echo de menos algo de contención.

Por otro, me decepciona que  algunos de los aspectos del diseño me suenan a “ya visto”. Por ejemplo: la apuesta por la tipografía egipcia supuso en su día un salto de originalidad genuino; creó tendencia. Los remates triangulares de Guardian Headline no son novedad, y siguen una moda ya vista en los últimos tiempos. El conjunto del diario tiene una energía brutal y está diseñado con maestría, pero no provoca la sensación inmediata de estar delante de un periódico diferente a los demás. Ese punto, que ya tenía ganado, tendrá que recuperarlo con el tiempo.

Con esas dos (importantes) salvedades, el nuevo The Guardian es un ejercicio de diseño admirable que augura tardes gráficas de gloria. Triunfa en tanto que “había un problema y lo hemos solucionado”: no es fácil cambiar el formato de un diario, y hacerlo con elegancia y amplitud de recursos, y sin dejar toda la personalidad de la cabecera en el intento. Me provoca admiración (y un poquito de envidia).

Volviendo al primer párrafo: un rediseño tiene éxito en tanto que no rompe más de lo que arregla. Así ha sido.

[Las imágenes están tomadas de la cuenta de Instagram de Chris Clarke, Deputy Creative Director de The Guardian.]

 

La nueva Repubblica, limpieza moderna

23 de noviembre de 2017

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

El diario italiano La Repubblica acaba de lanzar un rediseño radical que limpia, ordena y pone al día unas páginas que tendían a lo abigarrado (los periódicos italianos tienen querencia por el barroquismo) y que empleaban una selección tipográfica tirando a retro.

Lo más llamativo de la nueva Repubblica es su navegación vertical, que le da al diseño una personalidad muy definida. En portada, esa verticalidad rompe la simetría de la página con una estrecha columna de salida que recoge la información secundaria (fecha, edición, precios, tiempo…). La Repubblica no es el primer diario con un fuerte elemento vertical en su primera página (el canadiense National Post, The Independent o Ara tienen desde hace tiempo cabeceras a 90º), pero me llama la atención cómo funciona gráficamente esa banda a la derecha: todo un espacio limpio que aligera el conjunto.

En realidad, por todas partes saltan elementos de diseño que gritan “soy moderno”, y lo hacen con derecho, empezando por el blanco desequilibrado alrededor de la nueva cabecera (que, de lejos, es idéntica a la anterior; de cerca revela un minucioso meneo tipográfico).

También, las tres páginas individuales (Quarta Pagina, L’Altra Página, Terza Pagina) bautizadas con pereza, pero que están diseñadas con un elengante despliegue de tipografía, infografía e ilustración. Y, por supuesto, la nueva tipografía diseñada por Commercial Type –llamada Eugenio en homenaje a Eugenio Scalfari, fundador de diario–, clásica en su versión serif y ligeramente excéntrica en su versión sans.

En fin: el diseño (los filetes, las tramas de color, el estilo de la infografía o la presencia de la ilustración) está muy marcado por la personalidad de su autor, Francesco Franchi, que aplica en el diario esquemas gráficos ya ensayados en Robinson, el dominical cultural de La Repubblica o Super 8, un suplemento semanal dedicado a los reportajes. El director de arte del periódico, desde hace años, es Angelo Rinaldi.

Y aquí van unas cuantas páginas. Disfruten, porque está todo muy bien y muy limpio.











 

La votación del domingo
en 34 primeras páginas

3 de octubre de 2017

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

Este no es un blog político, y no me parece sitio para dar una opinión sobre procés, referéndum prohibido y cargas policiales. Pero sí quiero compartir esta recopilación de primeras páginas reducidas a cabecera, titular y foto principal. El ejercicio de podar las primeras es muy del gusto de esta casa; en este post van tres decenas de periódicos y he intentado que el conjunto sea ideológicamente diverso.

Hay una primera conclusión evidente: el foco no se centra en consulta propiamente dicha, sino en la violencia vivida en algunos centros de votación. Las imágenes seleccionadas por los diarios son estremecedoras, y eclipsan cualquier titular. El domingo fue, como mínimo, un desastre de imagen para el Gobierno de España.

 

Los atentados en Cataluña, en titulares

18 de agosto de 2017

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

La primera página de un diario atiende siempre a dos opciones básicas: informar o emocionar. La elección es más evidente cuando el periodismo da cuenta de barbaridades como las de ayer en Barcelona y Cambrils: unos periódicos optan por describir escuetamente los hechos (“Terror en Barcelona” de La Vanguardia); otros avanzan una reacción cívica (“Sense Por” de Ara); algunos se decantan por un alarmismo visceral pasado de rosca (“Se está acabando el mundo” de El Siglo). 

He desnudado unas cuantas portadas de todo ruido secundario para atender sólo al titular principal. También he prescindido de la foto de portada, un elección todavía más sensible cuando hay sangre y víctimas identificables (y cercanas), y que daría para una discusión de ética periodística interminable.

[La mayor parte de las portadas han salido de aquí y de aquí.]

 

comentarios (1)

  1. 27 septiembre 2017 a las 17:24 | PERMALINK

    Me gusta mucho su propuesta de diseño, y el contenido de su página, los felicito y aprovecho para compartirles este blog. https://www.printu.co/blog/

Elogio (y refutación) de lo feo

25 de abril de 2017

GUARDADO EN Diseño, Opinión/Análisis, Periódicos

[Escribí esto que sigue para el libro “ÑH2016 / Lo mejor del diseño periodístico. España, Portugal y América Latina“. La organización de la SNDE nos pidió a los miembros del jurado que redactáramos un pequeño texto con nuestras conclusiones.]

“Hay que aprender a disfrutar de lo feo. Los diseñadores nos admiramos ante los diarios elegantes y pulidos; ante las páginas concebidas a base de blancos equilibrados y tipografías exclusivas. Sin embargo (y esto es una confesión), nunca se relajaron tanto los miembros del jurado aquí presente como cuando comentaban la categoría de Diarios Populares. ¿Maquetados con menos medios? Sí. ¿Con páginas en las que el refinamiento tipográfico es cosa ajena? Por supuesto. ¿Estridentes y feos? ¡Desde luego! Pero… ¡Divertidos! ¡Seductores! ¡Llenos de vida!

A los lectores les apasionan estos diarios imperfectos: sorprendentes, vibrantes, no dan tregua. La fealdad es atractiva, porque en ella vemos reflejados todos los recovecos del mundo. ¡Lo feo manda! ¡Lo feo es más real! Echen un ojo a sus redes sociales y se encontrarán con que no hay nada más adictivo, contagioso y espontáneo que la fea tipografía con que se escriben los memes.

Sin embargo…

Lo feo y lo sucio van de la mano, y solo en páginas de cierta limpieza se pueden explicar con claridad las noticias más complejas, o reflejar la cultura más avanzada. Me inclino con respeto ante la arquitectura de página y la creatividad compositiva de algunos de los diarios presentados a estos premios. En ellos, cada detalle es un mundo; cada centímetro cuadrado, cada letra y cada línea han sido diseñados con cariño. En ellos, infografías que destilan largas jornadas de trabajo; portadas, fotos e ilustraciones de una belleza emocionante.

Todo lo dicho es mi moraleja de estos premios. Los lectores están cómodos con diseños vitales, imperfectos, feos. Las noticias se explican mejor con diseños ordenados, complejos, pulcros. ¿Es posible juntar información y belleza? ¿Se puede hacer compatible la perfección y la vida? ¡Ah! Ese reto sí que es importante.”

[Una recomendación: el libro con la recopilación de los premios no está nada mal…]

 

Premios ÑH 2016: La Nación, Las Provincias y Nuevo Diario, los periódicos mejor diseñados; Forbes, la mejor revista; Nexo, la mejor web

17 de noviembre de 2016

GUARDADO EN Periódicos, Revistas

La elegancia y finura de la La Nación de Buenos Aires le han valido el premio gordo al Periódico Mejor Diseñado del Año en los Premios ÑH 2016, que otorga la SND-e y que este año se abría a medios de comunicación de España, Portugal y América Latina.

Como periódico local/regional ha ganado Las Provincias, de Valencia. Y como periódico popular, Nuevo Diario de Guatemala.

En cuanto a las revistas, la ganadora ha sido la edición española de Forbes. En el mundo del píxel, NexoJornal, de Brasil, triunfó.

Como he sido jurado de estos premios, y escribo esto en la noche de Medellín después del Congreso en el que se ha anunciado este palmarés, os puedo contar que algunas de las deliberaciones han sido largas largas largas. En el apartado de grandes diarios nacionales, por ejemplo, hubo un intenso debate entre los modelos de diseño de La Nación y El Mundo (de España): entre la clase y el despliegue infográfico de la primera y la enorme creatividad del segundo. Y el siempre pulido e impecable Público de Lisboa también tuvo mucho que decir. Hubo intensas discusiones en el mundo web, entre la desmesura multiplataforma de elpais.com y la innovación del pequeño NexoJornal (aquí, el jurado apostó por lo nuevo; y tengo que aclarar que, dado que El País es el-periódico-que-me-da-de-comer, en este debate no pude influir ni votar ni na).

Esta es la amplia lista de finalistas:

Diario nacional: El Comercio (Lima, Perú), El Mundo (Madrid, España), El Universal (Ciudad de México, México), La Razón (Ciudad de México, México), La Vanguardia (Barcelona, España), Público (Lisboa, Portugal) y 20 Minutos (Madrid, España).

Diarios regionales/locales: El Colombiano (Medellín, Colombia), El Correo (Bilbao, España), El Periódico de Catalunya (Barcelona, España), El Tribuno (Salta, Argentina), Gazeta do Povo (Curitiba, Brasil) y Região de Leiria (Leiria, Portugal).

Diarios populares: El Gráfico (Ciudad de México, México), Extra (Río de Janeiro, Brasil), Mosca (San Felipe, Venezuela) y Primera Hora (San Juan, Puerto Rico).

Revistas: Esquire (Madrid, España), Mundo Estranho (São Paulo, Brasil), Pacha Magazine (Ibiza, España) y Yorokobu (Madrid, España).

Publicaciones digitales: El Confidencial (Madrid, España), El Nacional (Barcelona, España), El País (Madrid, España), Expresso (Lisboa, Portugal) y Revista Don (Madrid, España).

Y, siguiendo la tradición, se eligió la Portada del Año. En este caso, Dilma y la crisis migratoria se llevan ese premio a casa.

gazetadopovomejorportada esquiremejorportada

Aquí, toda la información.

 

El rediseño de los suplementos de fin de semana de El País, en láminas

31 de octubre de 2016

GUARDADO EN Diegocentrismo, Periódicos, Rediseños

Este pasado fin de semana salió al quiosco el nuevo diseño de los suplementos de fin de semana de El País (el-diario-que-me-da-de-comer).

El Viajero, Babelia (que, además, cumplía años), Negocios e Ideas estrenaban un nuevo traje coordinado.

Una aclaración necesaria: no hemos trabajado en un rediseño radical. La estructura de los suplementos se mantiene básicamente tal cual. Lo que hemos intentado es dotar de una identidad coordinada a las cuatro publicaciones, unificar el menú tipográfico y las arquitecturas de página, y modernizar algunos recursos de maqueta.

Las tipografías pasan a ser las del resto del periódico, y exclusivamente esas: Majerit (en un peso que no se había usado hasta ahora, Majerit Banner); Clarendon, que aparece en la cabecera del periódico y que forma parte de su ADN, y Benton Sans, que resulta una tipografía bastante transparente, pero que se lee de maravilla en los textos secundarios.

Estructuralmente, hay rejillas de 8, 9 y 10 columnas. Por lo general, se prefiere la de cuatro columnas, más media columna para sumarios y pies de foto. Negocios está compuesto directamente en 5 columnas.

Todos los suplementos tienen un gran blanco entre el titular y el subtítulo. Ese recurso da coherencia a las páginas, incluso aunque las titulaciones sean diferentes. El mundo de los títulos lo domina Majerit Banner, de Mario Feliciano. Babelia tiene el guiño clásico de titular también en Clarendon Light.

En fin: ha sido un reto poner nueva cara a estos suplementos.

finde
finde2
finde3
finde4
finde5
finde6
finde7
finde8
finde9
finde10
finde11ok

finde12
finde13
finde14

 

comentarios (3)

  1. 31 octubre 2016 a las 10:49 | PERMALINK

    Enhorabuena por el trabajo bien hecho. Da gusto seguirte allá donde vayas.

  2. 31 octubre 2016 a las 18:28 | PERMALINK

    Enhorabuena, ha quedado genial.

    Me alegro especialmente por el rediseño de Ideas, me resultaba especialmente incómodo cómo había quedado su anterior iteración. Ahora da gusto.

  3. 4 noviembre 2016 a las 0:27 | PERMALINK

    Es gusto leer a diseñadores que comparten sus experiencias :)
    Un saludos con todo cariño y felicidades por tu trabajo.

David Bowie en diez
primeras de periódico

13 de enero de 2016

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

Como ya se ha dicho, los obituarios hacen bonitas portadas. Y más cuando el fallecido es alguien tan fotografiado y con tanto carisma como David Bowie.

En casos como el suyo, lo difícil es seleccionar de entre todo el material una foto que defina al personaje, que resulte impactante, que se diferencie del resto. Estas son las diez portadas que más me han gustado: gana en elegancia The Guardian, y por goleada.

La prensa española tenía en una Infanta procesada otro obligado punto de atención gráfica, y la opción de ilustrar por encima de la cabecera de El Mundo me parece bastante hábil.

THEGUARDIAN2016ene12 ELMUNDO2016ene12

REDEYE2016ene12 PUBLICO2016ene12 POLITIKEN2016ene12 PLAINDEALER2016ene12 NATIONALPOST2016ene12  LIBERATION2016ene12 KLEINEZEITUNG2016ene12

METROBRASIL2016ene12ok

Una magistral bola extra: cumpliendo su obligación de aportar más carnaza que poesía, The New York Post se lanza con la que se supone es la última foto del cantante. Gráficamente es más feo, claro, pero se podría decir que tiene más pertinencia como hecho noticioso.

NEWYORKPOST2016ene12ok

 

 

Premios ÑH12: Público de Lisboa, La Verdad de Murcia y Heraldo de Soria, los periódicos mejor diseñados de este año. Y Cambio 16 la revista más pintona.

7 de octubre de 2015

GUARDADO EN Periódicos, Revistas

CAMBIO16_2015abril

Los sospechosos habituales en lo que viene siendo el mundo de los diarios, y una interesantísima novedad en el mundo de las revistas: así es el palmarés de los medios impresos mejor diseñados este año.

El lisboeta Público, La Verdad de Murcia y el Heraldo de Soria son diarios que han apostado por el buen diseño desde hace mucho, mucho tiempo, y se llevan para casa el premio al diario mejor diseñado del año (en sus respectivas categorías). Por su parte, el veteranísimo semanario Cambio 16 (cuya portada de ahí arriba se ha llevado una medalla de plata) ve recompensado su relanzamiento como mensual con el premio al mejor diseño en la categoría de revistas.

En el mundo del píxel, el nuevo diseño de elconfidencial.com y ara.cat se llevan la palma como los mejor diseñados.

Las cifras oficiales: 2.490 trabajos presentados (entre impreso y digital) de 74 medios (62 españoles y 12 portugueses). Y las recompensas: un total de 181 medallas de las que 37 son oros, 66 platas y 78 bronces.

Ah, y las portadas del año: son esas dos de aquí abajo. Metrópoli en la categoría de revistas, i en la de diarios.

I2015enero8

METROPOLI2014diciembre5

 

Un resumen de premios:

-> Diario mejor diseñado (más de 50.000 ejemplares): Público de Lisboa; El Mundo de Madrid (finalista).
-> Diario mejor diseñado (más de 15.000 ejemplares): La Verdad de Murcia; Região de Leiria (finalista).
-> Diario mejor diseñado (menos de 15.000 ejemplares): Heraldo de SoriaDiario de Burgos (finalista).
-> Cambio 16, revista mejor diseñada. Forbes, finalista.
-> Web mejor diseñada de más de 3 millones de usuarios: elconfidencial.com (Madrid). Finalista: publico.pt (Lisboa)
-> Web mejor diseñada de hata 3 millones de usuarios: ara.cat (Barcelona). Finalista: diariovasco.com (San Sebastián)
-> El rediseño de El Mundo, medalla de plata.
-> El rediseño de Cambio 16, medalla de oro.

Más información aquí.

 

 

comentarios (3)

  1. 10 noviembre 2015 a las 17:20 | PERMALINK

    El festival Typomad es “la fiesta madrileña de la tipografía” durante noviembre y diciembre.

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/11/09/madrid/1447087462_396557.html

  2. 26 noviembre 2015 a las 14:32 | PERMALINK

    ‘Bękart’, las cartas para aprender tipografía jugando

    http://www.yorokobu.es/bekart-las-cartas-para-aprender-tipografia-jugando/

  3. 13 diciembre 2015 a las 10:30 | PERMALINK

    o sean que tocan a una medalla por cada doce o quince trabajos presentados… como decían en Venezuela hace unos años “´ta barato, dame dos”

El País se rediseña, recupera
las entradillas y se marca
un “regreso al futuro”

11 de mayo de 2015

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños

ELPAIS2015mayo11_001

Lo que más me ha llamado la atención del nuevo diseño de El País es justamente lo que tiene de vuelta al pasado pre-rediseño-de-2007: las entradillas en negrita, la desaparición del friso en primera, el desorden orden de las secciones (¿Economía vuelve a estar detrás de Deportes?), la sección de opinión a tres páginas (con trampa: hay una nueva página inicial para abrir boca, un poco a la manera de El Mundo)…

Las entradillas venían a ser, junto con la Times New Roman, una de las principales características gráficas del diario desde su nacimiento en 1976. No sé hasta qué punto tiene sentido recuperarlas en un medio que dice ser “digital first” (y que, por eso mismo, desdeña un poco el papel). Me aventuro: diferencian bien las noticias del resto de los géneros periodísticos (obvio), dotan al diario de una identidad única y, en fin, sacian una evidente nostalgia de tiempos pretéritos.

En realidad, el nuevo El País es un viejo El País con retoques. No se buscaba la revolución, evidentemente. Sí se dan cambios de calado: la mencionada segunda página de opinión, la reorganización del ritmo de las secciones, el nuevo diseño de los suplementos o la desaparición de Domingo en beneficio de Ideas (que es un nombre más razonable para una sección en la web).

Detalles diseñiles: hay más colores en las secciones, nuevas columnas de opinión, cabeceras un poco más grandes… Majerit y Benton Sans pasan a ser las dos únicas tipografías generales, con algún detalle en Clarendon. Les diré que no soy demasiado partidario de Benton, y menos en los titulares de Deportes: le falta “gravitas”, esa cualidad pedante que espero en un diario de referencia. Y no deja de sorprenderme la poca presencia de Clarendon, que podría jugar en El País el papel que ejerce Stymie en The New York Times (una tipografía con tremenda personalidad vinculada a la imagen de marca).

En cualquier caso, aceptando como buenos todo lo que ha cambiado en el diario (que ya es mucho aceptar), lamento constatar que el diseño de El País resulta antiguo, desprovisto de matices gráficos y, en definitiva, plano. Si cae en sus manos un ejemplar de The New York Times The Guardian (que son dos referencias obvias), o quizá de The Times o Politiken, comprobarán ustedes el cuidado extremo y la elegancia con que esos diarios diseñan cada detalle mínimo en sus páginas. Es ese nivel de perfección al que debería aspirar El País… pero no se acerca: blancos sin jerarquía, titulares microscópicos o desproporcionados, puestas en página carentes de toda sofisticación. Y no tengo claro hasta qué punto es un problema de prioridades (desde hace años, El País ha prestado una atención mínima a su aspecto, todo hay que decirlo), de presupuesto, de falta de tiempo o de criterio.

[Y Mr. Javier Errea tiene también una opinión sobre el rediseño: “Yo llamaría a esta puesta a punto de El País ‘rediseño paradójico’ o ‘al retrovisor’: una marcha atrás visual”.]

ELPAIS2015mayo11_002 ELPAIS2015mayo11_003 ELPAIS2015mayo11_004 ELPAIS2015mayo11_005 ELPAIS2015mayo11_006