Skip to Content

ETIQUETAS

El Mundo

El Mundo alineado a la izquierda

21 de octubre de 2014

GUARDADO EN Diseño, Opinión/Análisis, Periódicos, Rediseños

En los 25 años de vida que cumple este jueves, El Mundo ha contado con los que posiblemente son los mejores directores de arte en prensa de las últimas décadas en España: Carmelo Caderot y Rodrigo Sánchez, que han dado salida a innumerables páginas brillantes durante estos cinco lustros. Por premios y trayectoria, es indudablemente el periódico mejor diseñado de España (que adolece, cierto es, de cierta irregularidad en sus páginas, si me permiten meter un poco de presión)

Desde que Sánchez asumió la dirección de arte en febrero de este año, el aspecto del diario se ha renovado a pequeños saltos sin romper con la identidad gráfica anterior (tipográficamente invariable desde el cambio de 2009). El equipo de diseño ha ido incorporando en los últimos meses nuevos elementos, ha renovado las cabeceras y, sobre todo, ha adoptado un tono general mucho más dado al espectáculo y la sorpresa, con un desacomplejado uso de los blancos muy de agradecer. Es lo mejor de la renovación de los últimos meses: rompe con los corsés tradicionales de la prensa diaria (módulos, columnas) y ha presentado cada día apuestas de diseño radicales, sobre todo en la segunda mitad del periódico.

Así, el nuevo diseño del diario, que se presentó ayer en los quioscos, no resulta totalmente nuevo y, a pesar de algunos cambios drásticos, resulta más bien el remate de ese largo proceso. Eso no es un demérito, claro. Pero explica por qué los lectores, salvo los muy avisados, no se encontrarán un periódico muy diferente al de la semana anterior. La redacción buscaba una “evolución natural”. Objetivo conseguido.

Después de hojear el diario a través de Orbyt (aquí no me llega en papel), les diré que El Mundo de hoy me parece mucho mejor que el de hace unos meses. Con un par de salvedades.

Me gusta la cabecera desplazada a la izquierda, una apuesta realmente nueva que diferenciará un poco las portadas de El País y El Mundo, prácticamente indistinguibles en los últimos años. También me parece un acierto volver a situar la frase del día bajo el logo: desde que se situó encima dejé de prestarle atención. Encuentro páginas, como siempre, llenas de sabiduría gráfica: el corte radical de las fotos de Josu Zabarte y Eduardo Punset, el juego de color del titular de Miley Cyrus o la doble página de Salman Rushdie, de una elegancia superior a la media.

Por otro lado, me agrada que el periódico se haga más sosegado, más de tiro largo, y elimine las negritas de sus titulares: Valencia sigue siendo la tipografía principal, pero con menos peso. Hay una mayor gama de despieces y frisos (algunos necesitan un pulido: las bolas con cifras no terminan de ajustarse), lo que siempre es positivo, y las cabeceras del suplemento de Deportes, la sección de Madrid y, sobre todo, EM2, tienen un tratamiento a lo grande gracias a su tamaño, en el primer caso, o a un uso inteligente del espacio en blanco. Por cierto que EM2, la segunda parte arrevistada del diario, se potencia con todo el contenido de sociedad, cultura, ciencia…

En el capítulo de salvedades, no he podido evitar decepcionarme con algunos cambios (soy así de quisquilloso). Ya me he acostumbrado a las fotos viradas a duotono en la sección de economía, una extravagancia que ya forma parte de la personalidad del diario, pero no me termina de convencer el tono azul corporativo que se ha expandido hasta sustituir al verde tradicional del logotipo creado por Cruz Novillo. Tampoco entiendo la última página, que se convierte en una especie de bocadillo de cinco pisos en el que el color de la publicidad se merienda la tira de Gallego y Rey, y observo algunas inconsistencias en los titulares, que al bajar de peso acaban engullidos por la página cuando aparecen en cuerpos pequeños. Asumo que este es un detalle menor que se solucionará conforme se vaya rodando el diseño.

Por encima de todo, creo que no funciona la aparición de la tipografía Knockout como segundo peso de palo seco para subtítulos, apoyos y deportes. Es una de las familias fetiche del director de Arte, que ya la usó intensivamente en el suplemento La Luna hace años, y resulta deslumbrante en cuerpos grandes y potentes. Pero resulta algo débil en cuerpo de texto (de hecho, no tiene cursivas) y cuando aparece en los subtítulos su constitución algo estrecha choca con la mucho más redondeada Valencia. Quizá sea una cuestión de interlineado excesivo, no lo sé. En fin.

El caso es que, por ir cerrando, la evolución gráfica de El Mundo está llegando a un afortunado punto intermedio entre la disciplina del diario y la sorpresa de la revista, y el rediseño presentado el lunes es a la vez el remate final de un proceso iniciado hace meses y el inicio de un diseño asentado y sólido al que le esperan muchos días de gloria.

Así lo cuenta el periódico. Así lo analiza Hermino Javier Fernández en el Facebook de Cuatrotipos.

Y unas páginas:

 

El mítico El Mundo Magazine de los 90

28 de junio de 2012

GUARDADO EN Periódicos, Revistas

Una de las sorpresas con las que nació El Mundo, en 1989, fue su Magazine, un suplemento dominical de gran formato y enorme cabecera, con un diseño emparentado con el del diario y una cuidada edición fotográfica. Un suplemento muy periodístico. Ahí arriba está.

En 1993, el Magazine se revolucionó, y cambió su seriedad Helvetica por una sorprendente pirotecnia gráfica llena de rayas, dibujos, volúmenes, sombras, letras extravagantes… Gracias a su efervescencia por-fin-tenemos-Mac-y-diseñamos-en-pantalla, y a su alegría tipográfica, el Magazine pasó a ser lo más espectacular del quiosco. Sus páginas, excesivas casi siempre, son ahora un ejemplo muy depurado del estilo de diseño de los noventa.

Pongo el modo autobiográfico en ON: el nuevo Magazine nació cuando yo estudiaba Periodismo y empezaba a aprender en qué consistía el papel de los diseñadores. Digamos que la presencia del diseñador estaba presente de una forma muy obvia en cada rincón de este suplemento, y yo pasaba las páginas intentando averiguar el por qué de cada elemento, y sorprendiéndome de las ideacas gráficas. Aprendí mucho, por decirlo en dos palabras.

El director de arte del invento (desde el primer número) es Rodrigo Sánchez. También supervisa el diseño de Metrópoli –cuyas portadas ya son historia del diseño gráfico de por aquí–, y el resto de las revistas de Unidad Editorial. Ha contestado a un par de preguntas quintatinteras (y me ha pasado la antología de portadas, más majo que las pesetas).

¿Cómo fue tu incorporación al Magazine? ¿Con qué equipo (humano, técnico) contabas? En aquellos años empezaba el mundo de la autoedición…  

Llegué a El Mundo tras mi maravilloso paso por El Sol. Era responsable del diseño de su dominical y de varios suplementos: Libros, Motor, Informática, Economía… Allí conocí a dos de los diseñadores que más han influido en mi carrera, Eduardo Danilo y Roger Black. De ellos aprendí el amor por la letra, por los blancos, por los volúmenes, por las sombras, por los espacios entre las letras y entre las líneas. Entraron en mi paleta recursos que ni sospechaba que existiesen. Se me abrió un abanico enorme de posibilidades. Y, además, conocí y comencé a trabajar con los Mac. Ahora no puedo pensar en este trabajo si no es a través de uno de sus productos milagro.

En 1992, tras el cierre de El Sol, Carmelo Caderot (otra de mis fuentes constantes de inspiración desde los tiempos de Diario 16) decidió contar conmigo para el Magazine. La ilusión con la que empece ese proyecto fue máxima. Al llegar a El Mundo me encontré solo. Pero solo de verdad. El equipo era yo. Y así estuve un año, hasta que la empresa decidió cambiar el modelo de suplemento y el modelo de trabajo. Llegaron los Mac a la redacción (tras un año gris de tipómetros, lápices de colores y el sistema editorial Edicomp), la ayuda que necesitaba y las ganas de hacer algo diferente. Y, la verdad, lo hicimos.

¿Cuál era el concepto detrás de aquel diseño? Es decir: aquella revista sorprendía por la libertad con la que se dibujaban las páginas, por lo barroco de sus elecciones tipográficas, todo era excesivo (incluso el formato). ¿Cómo era la relación entre diseño y contenido?

Siempre que he podido he intentado divertirme con mi trabajo. Y esa fue una oportunidad de diversión, por la complicidad que había con el director de la publicación, Manuel Hidalgo; el buen ambiente con la redacción; y la libertad total que me otorgaba Carmelo. Nunca le podré agradecer lo suficiente el cariño y la generosidad con la que me trató. No sé si yo, en su lugar, hubiese sido capaz de comportarme de la misma manera. Confió en mí y me dejó vía libre para equivocarme. Y es lo que mejor he hecho: equivocarme… Así he aprendido.

Como dices, todo era excesivo. Ahora recuerdo esa época como si se fuese a acabar el mundo a la semana siguiente. No había propuesta gráfica que no me interesase, ni tipografía por probar, ni recurso por usar. Era una orgía de posibilidades y de riesgo casi total. A veces… acertaba. Hacía muchas locuras y muchas tonterías. Bueno, cosas que se hacen con ingenuidad y con más ganas que conocimientos. Ahora no me atrevería a hacer la mitad de la mitad. Algunas salían chulas otras… eran unos bodrios.

Una de las ventajas del gran tamaño del Magazine era lo espectacular de sus portadas. Es cierto que es imposible hacer fea una portada cuando se cuenta con una ilustración de Ricardo Martínez pero… ¿a ese formato? A ese formato da gloria. Una pequeña galería:

Y una antología de sus páginas.

 

comentarios (1)

  1. 28 junio 2012 a las 10:59 | PERMALINK

    Interesante, sobretodo cuando dice que conoce a Danilo y Roger. En vez de Ricardo Feriche y Roger.
    Claro que mil veces Danilo. :-)

 

Tres portadas chachis

1 de diciembre de 2010

GUARDADO EN Periódicos, Portadas

Son tres portadas de hoy que me han llamado la atención. Por el uso de las fotos en plan teatral, dos de ellas; por el recurso infográfico espectacular, la otra.

 

comentarios (2)

  1. Miqeeel
    1 diciembre 2010 a las 21:58 | PERMALINK

    Pos a mi solo e gusta la de el mundo’ pa portadas chachis e infomatibas las del periodico de catalunya =)

  2. 2 diciembre 2010 a las 10:34 | PERMALINK

    Estoy con Miqueel, sólo me gusta la de El Mundo

 

100 portadas de Metrópoli

2 de agosto de 2010

GUARDADO EN Expos, Portadas, Revistas

Las portadas del suplemento Metrópoli, la guía de ocio de El Mundo, son de lo mejorcito que ha dado el diseño gráfico de los últimos veinte años, que son justo los que la publicación cumple por estas fechas.

Rodrigo Sánchez, que ahora mismo es director de arte del Área de revistas y Suplementos de Unidad Editorial, ha logrado convertir el tema principal de cada semana (un estreno, un concierto, una guía gastronómica…) en una enorme variedad de variadas propuestas gráficas en plan “hago con la página lo que quiero”. Fotomontajes, juegos tipográficos, recortes, garabatos infantiles, ilustraciones…

La ingente cantidad de portadas publicadas toca todos los palos. También el homenaje a los clásicos (como emplear la imagen de la peli ‘Metropolis’ para la tapa dedicada a ‘Mars Attacks’), o la cita desinhibida de ideas gráficas tomadas de todas partes. Sánchez tiene un olfato envidiable para detectar qué es nuevo y qué funciona a cada momento en el panorama del diseño de revistas. Así, Metrópoli se ha convertido en una especie de enciclopedia histórica abreviada de las modas, las ideas y la evolución del diseño gráfico de todos estos años.

La noticia: para celebrar la efeméride, han organizado una magna exposición de 100 portadas selectas en la sede del Istituto Europeo de Madrid / Fundación Diario Madrid (calle Larra, 14), que estará abierta hasta el 11 de septiembre. Re-co-men-da-ble.

[Aquí y aquí hay sendas galerías de portadas selectas. Y aquí, en la página oficial de la publicación, video del artista y sus criaturas.]

 

comentarios (4)

  1. 3 agosto 2010 a las 1:46 | PERMALINK

    Estuve coleccionando su nueva etapa desde el primer número… pero el espacio no me daba para más, así que conservo en una carpeta un montón de portadas de este semanario, que además su interior no desmerece en cuanto a la calidad del contenido. Una pena que en otras partes de España tengan que leer la versiópn ‘aperiodicada’ de la revista

  2. 4 agosto 2010 a las 21:10 | PERMALINK

    Me estoy construyendo mi blogroll y navegando bastante últimamente. Ayer estuve en un grupo de blogs interesante, donde leí una entrevista curiosa a Rodrigo y también algunos post que él escribe por allí.
    http://visualmente.blogspot.com/search/label/Columnista%3A%20Rodrigo%20Sanchez

  3. Miluska
    14 agosto 2010 a las 0:46 | PERMALINK

    hey que buena esta entrada, bueno ne general casi todas las de este pagina lo son, pero esta me ha encantado

    saludos desde Perú
    Miluska

  4. 4 julio 2011 a las 15:37 | PERMALINK

    La exposición es una chulada, yo estuve allí haciendo una crónica y me lo pasé muy bien. Hice algunas fotos, las dejo aquí, por si anima a alguno a ir: http://j.mp/lqmoO8
    Merece la pena, saludos!