Skip to Content

CATEGORÍAS

Opinión/Análisis

El Mundo alineado a la izquierda

21 de octubre de 2014

GUARDADO EN Diseño, Opinión/Análisis, Periódicos, Rediseños

En los 25 años de vida que cumple este jueves, El Mundo ha contado con los que posiblemente son los mejores directores de arte en prensa de las últimas décadas en España: Carmelo Caderot y Rodrigo Sánchez, que han dado salida a innumerables páginas brillantes durante estos cinco lustros. Por premios y trayectoria, es indudablemente el periódico mejor diseñado de España (que adolece, cierto es, de cierta irregularidad en sus páginas, si me permiten meter un poco de presión)

Desde que Sánchez asumió la dirección de arte en febrero de este año, el aspecto del diario se ha renovado a pequeños saltos sin romper con la identidad gráfica anterior (tipográficamente invariable desde el cambio de 2009). El equipo de diseño ha ido incorporando en los últimos meses nuevos elementos, ha renovado las cabeceras y, sobre todo, ha adoptado un tono general mucho más dado al espectáculo y la sorpresa, con un desacomplejado uso de los blancos muy de agradecer. Es lo mejor de la renovación de los últimos meses: rompe con los corsés tradicionales de la prensa diaria (módulos, columnas) y ha presentado cada día apuestas de diseño radicales, sobre todo en la segunda mitad del periódico.

Así, el nuevo diseño del diario, que se presentó ayer en los quioscos, no resulta totalmente nuevo y, a pesar de algunos cambios drásticos, resulta más bien el remate de ese largo proceso. Eso no es un demérito, claro. Pero explica por qué los lectores, salvo los muy avisados, no se encontrarán un periódico muy diferente al de la semana anterior. La redacción buscaba una “evolución natural”. Objetivo conseguido.

Después de hojear el diario a través de Orbyt (aquí no me llega en papel), les diré que El Mundo de hoy me parece mucho mejor que el de hace unos meses. Con un par de salvedades.

Me gusta la cabecera desplazada a la izquierda, una apuesta realmente nueva que diferenciará un poco las portadas de El País y El Mundo, prácticamente indistinguibles en los últimos años. También me parece un acierto volver a situar la frase del día bajo el logo: desde que se situó encima dejé de prestarle atención. Encuentro páginas, como siempre, llenas de sabiduría gráfica: el corte radical de las fotos de Josu Zabarte y Eduardo Punset, el juego de color del titular de Miley Cyrus o la doble página de Salman Rushdie, de una elegancia superior a la media.

Por otro lado, me agrada que el periódico se haga más sosegado, más de tiro largo, y elimine las negritas de sus titulares: Valencia sigue siendo la tipografía principal, pero con menos peso. Hay una mayor gama de despieces y frisos (algunos necesitan un pulido: las bolas con cifras no terminan de ajustarse), lo que siempre es positivo, y las cabeceras del suplemento de Deportes, la sección de Madrid y, sobre todo, EM2, tienen un tratamiento a lo grande gracias a su tamaño, en el primer caso, o a un uso inteligente del espacio en blanco. Por cierto que EM2, la segunda parte arrevistada del diario, se potencia con todo el contenido de sociedad, cultura, ciencia…

En el capítulo de salvedades, no he podido evitar decepcionarme con algunos cambios (soy así de quisquilloso). Ya me he acostumbrado a las fotos viradas a duotono en la sección de economía, una extravagancia que ya forma parte de la personalidad del diario, pero no me termina de convencer el tono azul corporativo que se ha expandido hasta sustituir al verde tradicional del logotipo creado por Cruz Novillo. Tampoco entiendo la última página, que se convierte en una especie de bocadillo de cinco pisos en el que el color de la publicidad se merienda la tira de Gallego y Rey, y observo algunas inconsistencias en los titulares, que al bajar de peso acaban engullidos por la página cuando aparecen en cuerpos pequeños. Asumo que este es un detalle menor que se solucionará conforme se vaya rodando el diseño.

Por encima de todo, creo que no funciona la aparición de la tipografía Knockout como segundo peso de palo seco para subtítulos, apoyos y deportes. Es una de las familias fetiche del director de Arte, que ya la usó intensivamente en el suplemento La Luna hace años, y resulta deslumbrante en cuerpos grandes y potentes. Pero resulta algo débil en cuerpo de texto (de hecho, no tiene cursivas) y cuando aparece en los subtítulos su constitución algo estrecha choca con la mucho más redondeada Valencia. Quizá sea una cuestión de interlineado excesivo, no lo sé. En fin.

El caso es que, por ir cerrando, la evolución gráfica de El Mundo está llegando a un afortunado punto intermedio entre la disciplina del diario y la sorpresa de la revista, y el rediseño presentado el lunes es a la vez el remate final de un proceso iniciado hace meses y el inicio de un diseño asentado y sólido al que le esperan muchos días de gloria.

Así lo cuenta el periódico. Así lo analiza Hermino Javier Fernández en el Facebook de Cuatrotipos.

Y unas páginas:

 

Los problemas de i y el triunfo de lo vulgar

29 de abril de 2010

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Periódicos

Son conocidos los problemas económicos de i-informaçao, el diario portugués nacido hace apenas un año y que se atrevió con un modelo editorial y de diseño radicalmente arrevistado. Un periódico de pequeño formato, a todo color, con una estructura de secciones muy marciana y una elección de temas más marciana todavía. Su diseño es a la vez limpio y espectacular, [aquí, un ejemplo] y presenta páginas y formas de enfocar la información que rompen todos los esquemas previos. Molan.

La fórmula, sin embargo, no ha terminado de cuajar. Me gustaría añadir un “todavía”, pero no sé. Quizá es que tanta originalidad, tanto color y tanto diseño debilitaban, en cierta manera, el pulso informativo de i. Tambien puede ser que los lectores, que estamos poco acostumbrados a semejante despliegue gráfico, percibamos ese pulso informativo como más débil y “reportajeado” de lo que realmente es. Puede que la orientación ideológica de periódico no sea la pertinente, o que la elección de algunos temas y enfoques no hayan dado en el clavo. A saber. Soy un declarado admirador de este periódico, y creo que es un producto brillante. Pero comprendo que su apuesta es inestable por pasada de rosca.

Consecuencias: un triunfo de creatividad y una difusión discreta (pero no patética, no crean). Y un desastre económico.

Ahora, de la anécdota a la categoría. Este diario viene a ser el ejemplo más radical de la corriente “diseñística” en el mundo de los periódicos, que busca nuevas formas de presentar la información y que no cree que las cosas en blanco y negro sean necesariamente más serias que las cosas en color. Una corriente que no identifica rigor y rigidez, para entendernos.

Las dificultades de i llegan justo después de que la SND cambiara su brújula para orientarse más a la tradición que a la innovación, y eligiera como periódicos mejor diseñados de 2009 a The New York Times y al Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung, clásicos entre los clásicos. Las dos noticias juntas me hacen pensar en un cambio de viento, y en que la originalidad y el riesgo van a estar todavía más proscritos del mundo del periodismo.

Más que noticias, serán pretextos para atrincherarse y no cambiar. Un error. La experimentación editorial/gráfica es ahora mismo, en el mundo de la prensa escrita, tan indispensable como el rigor y, en fin, el puro y simple buen periodismo. Agazaparse tras viejas fórmulas gráficas, con la que está cayendo, y con la cantidad de estímulos visuales que nos rodea, es un triunfo de lo cobarde y vulgar. Un periódico con un buen diseño pero sin contenido resulta intrascendente, e-vi-den-te-men-te. Pero un diario interesante sin diseño es como las enciclopedias de papel: erudiciones sin atractivo, oportunidades perdidas.

No soy tan suicida como para pensar que todos los diarios deban ser tan dicharacheros y locos como i. Pero las cosas evolucionan a base de apuestas valientes (como la suya) que nacen,  triunfan (o fracasan), y sientan precedente. Merecen un respeto.

A base de contemplar estas apuestas, se hace más libre nuestra percepción de dónde está el límite de lo que puede o no hacerse en el diseño y concepto de un periódico. Estos periódicos del futuro tienen éxito, siempre, en la medida en que son un estímulo para los demás. Solo los mediocres encontrarán, en los problemas de i, una justificación a su propia vulgaridad.

 

comentarios (10)

  1. 29 abril 2010 a las 4:20 | PERMALINK

    No puedo más que suscribir el artículo por entero. y yo diría más que i. Diría i+D.

  2. 29 abril 2010 a las 13:44 | PERMALINK

    Sería una pena que un periódico así terminara desapareciendo!
    A ver si esto es solo un pequeño bajón! Ánimo i!!

  3. 29 abril 2010 a las 14:38 | PERMALINK

    Totalmente de acuerdo. Tenemos que ver más i’s en cada país si el periódico va a seguir como parte de la vida cotidiana de la gente.

    Por cierto, hablando con un amigo portugués, me dice que se percibe allá como muy flojo en su reportaje original. Puede ser por su diseño o no, pero el piensa que sólo recopila noticias de otros fuentes en vez de hacer sus proprias investigaciones, y lo ve con menos peso de los otros.

    Espero que supere estas perspectivas, y que tenga éxito. Si falla, será demasiado fácil poner la culpa solamente en el intento de experimentar con el diseño.

  4. HJF
    29 abril 2010 a las 18:06 | PERMALINK

    Plas, plas, plas, plas…

  5. 29 abril 2010 a las 20:55 | PERMALINK

    Estuve comprando I durante las pasadas vacaciones de verano, una semana, y era mucha la ilusión (sí, soy friki del papel) que tenía para que al día siguiente le comprase.
    Sobre lo que dice Andrew, yo no noté falta de investigación. Al contrario, tengo ejemplares con entrevistas exclusivas a políticos, investigaciones sobre la salud en el país… No sé cómo irá ahora. Pero… lo echo de menos. Mucho ¡Debería haber versión española!

  6. Ricardo Cervera
    30 abril 2010 a las 3:28 | PERMALINK

    Sería bueno que el director de arte y el director de prensa manifiesten sus inquietudes respecto a la situación que están pasando. Una autocrítica no vendría mal.
    De mi parte, en lo que a diseño se refiere, I es atrevido y ágil, pero da la sensación de ser para un público nada conservador, particularmente pienso, que el uso desmedido de colores vibrantes expresan alegría, ligereza, relajo, jolgorio. Puede que uno de sus problemas vaya por allí, que los lectores no perciban la seriedad de sus notas.
    Son solo conjeturas y apreciaciones personales.
    Ricardo Cervera
    Jefe de Diseño
    Diario La República
    Lima – Perú

  7. 30 abril 2010 a las 13:57 | PERMALINK

    Ricardo,
    Estoy bastante de acuerdo contigo: i lleva tan hasta el extremo su pasión por el color, las siluetas fuera de contexto y las ilustraciones que, probablemente, es inevitable percibirlo como un producto más ligero de lo que realmente es. Necesitaría más matices, quizá, o más páginas puramente informativas para contrastar. ¿No?

  8. gustavo
    2 mayo 2010 a las 0:52 | PERMALINK

    Tampoco nos olvidemos de la parte comercial, estaría bueno escucharlos. Una empresa editorial no sólo depende de su contenido o diseño para ser un éxito o un fracaso. Y en lo personal estoy a mitad de camino entre i y el NYT.

  9. Javier Vidal
    6 mayo 2010 a las 0:54 | PERMALINK

    ¿Tiene i un diseño atractivo? Sí
    ¿Es i un periódico? Tengo mis serias dudas..
    ¿Un buen diseño vende un mal periódico? No, por mucho que nos gustase a los que nos dedicamos a esto.

    El problema de la prensa hoy (y de i) no es el diseño. Lamentablemente, la calidad de los contenidos está por los suelos. Y por muy bien que lo presentes, por mucho colorín y corondeles que le pongas, el lector no compra eso… El diseño es un plus, nada más y nada menos, claro…

  10. 15 mayo 2010 a las 17:14 | PERMALINK

    Conocí i gracias a este blog.
    Me impactó, un diseño envidiable.
    Proponía una lectura eficaz, ahí tengo mis dudas, intuía demasiado ruido.
    De todas formas creo que la clave de cualquier publicación es que tenga algo que decir. Esa es la primera condición.

 

trackbacks

  1. Quintatinta

Una columna en Man

18 de diciembre de 2009

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Revistas, Tipografía

MAN bloguero

La revista Man tiene una apañada sección que se llama Bloguero Invitado. ¿Adivinan quien es el “bloguero de enero”? En realidad, un honor.

El texto se publica en el número de Man que acaba de salir a la venta. Va sobre tipografía elemental, y empieza así:

“El mundo de la tipografía es, en contra de lo que pudiera parecer, un territorio de pasiones incontroladas. Diseñadores en general (y tipógrafos en particular) contemplamos las letras con la emoción de quien se asoma a obras de arte cargadas de historia. También es, desafortunadamente, un mundo de pasiones incomprendidas. Me ha costado verlo, pero me sirven como prueba los bostezos con que cualquier amigo no relacionado profesionalmente con el diseño asiste a cualquier explicación tipográfica elemental.

Si, por poner un ejemplo, intentara detallar que el texto de este artículo está compuesto en la familia Slimbach –una letra romana de transición, tradición centro europea y, lo que son las cosas, levemente inspirada en antiguas letras talladas en piedra–, es probable que el bostezo se convierta en sueño o que la mirada refleje el aburrido instinto asesino de quien me clavaría una ñ en el ojo para callarme. Una ñ Slimbach, por supuesto…”

Compren la revista, hombre, que hay que darle vida al quiosco. Van a encontrar cosas mucho más interesantes, si cabe, que mi bloguerío por invitación. 100% garantizado.

 

comentarios (5)

  1. giogar
    18 diciembre 2009 a las 3:24 | PERMALINK

    Enhorabuena! Mis amigos tambien se duermen cuando les hablo de tipografia… es mas uno siempre me dice que estoy loco porque odio comic sans, que dice que es bonica… :O

  2. 18 diciembre 2009 a las 9:42 | PERMALINK

    Enhorabuena! La Man no me la compro! Menos mal que tienes un blog… ;)

  3. 18 diciembre 2009 a las 10:56 | PERMALINK

    Mi revista favorita a finales de los 80 y principios de los 90; conservo muchos números antiguos como una joya.

    Felicidades. Lo cierto es que hace falta que medios populares difundan lo que es la tipografía.

  4. 18 diciembre 2009 a las 16:16 | PERMALINK

    Se lee interesantísima su aportación, ojalá en su momento pueda subir las páginas de la revista, no todos los seguidores del blog vivimos en España.

  5. 20 diciembre 2009 a las 0:51 | PERMALINK

    Felicitaciones. Estaría bueno que compartieras el articulo completo para quienes no podemos comprar la revista en el quiosco. Saludos.

    ;)

 

trackbacks

  1. Quinta Tinta

Del papel y la máquina de escribir

25 de septiembre de 2009

GUARDADO EN El fin del mundo (impreso), Opinión/Análisis

Me dicen que el periódico de papel sobrevivirá porque los medios de comunicación no se elminan unos a otros: se solapan. Así, prensa, radio, tele e internet convivirán felices como los tres primeros han hecho durante décadas.

Pero luego me acuerdo de dónde se quedó el telégrafo, y de que la máquina de escribir ha sido un invento con fecha de caducidad. Y me entra un aire de réquiem…

 

comentarios (8)

  1. 25 septiembre 2009 a las 2:56 | PERMALINK

    No todo lo que llega lo hace para quedarse: estaríamos saturados. Otro ejemplo: del fax al e-mail…

  2. Azur
    25 septiembre 2009 a las 11:28 | PERMALINK

    y los cassettes, BETA, VHS, LáserDisc, MiniDisc…
    el periódico sobrevivirá porque sino que haríamos mientras tomamos el café?

  3. Azur
    25 septiembre 2009 a las 11:28 | PERMALINK

    y los cassettes, BETA, VHS, LáserDisc, MiniDisc…
    el periódico sobrevivirá porque sino que haríamos mientras tomamos el café?

  4. Gonzalo
    25 septiembre 2009 a las 13:23 | PERMALINK

    El telégrafo no era un medio de comunicación de masas. También dejó de usarse la guillotina, pero eso no tiene mucho que ver con nuestro mundillo.

  5. Perico
    26 septiembre 2009 a las 12:24 | PERMALINK

    No me acuerdo del nombre, pero una revista de humor francesa que estaba solo en internet, dentro de poco pasa al papel (por cuestiones de mantenimiento del modelo economico, es decir poca publi que-no-les-da-de-comer). Hay esperanza, ¡no te suicides aún Diego…!

  6. 26 septiembre 2009 a las 19:28 | PERMALINK

    La revista satírica francesa que necesita hacer el camino contrario (de internet al papel) para intentar sobrevivir se llama “Bakchich Hebdo” y ni el telégrafo ni la máquina de escribir son medios de comunicación de masas como la prensa, la radio, la televisión o internet

  7. 28 septiembre 2009 a las 21:59 | PERMALINK

    hace años que me dedico al diseño editorial y no quisiera tener que revisar mi vocación…. La web tiene un encanto y una personalidad especial pero nada que se compare con el aromita de una publicación recién impresa. Por muchos años más de gráfica impresa!

  8. 30 septiembre 2009 a las 12:06 | PERMALINK

    No creo que la prensa escrita ni los libros desaparezcan. Es incomparable leer en papel y en ordenador. Simplemente, hay espacio para todo. Pero, cuidado con el Tablet que sacará tarde o temprano Apple. Sobre todo, el problema está en que la gente adolescente y los niños de hoy en día, nacen enganchados al ordenador. Si les das un dispositivo lo suficientemente cómodo, pueden pasar totalmente del papel. Si ya desde el iphone puedes ojear en un rato casi todos los periódicos sin tener que comprar ninguno…

El editor, al habla

8 de febrero de 2009

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Periódicos

Bill Keller, editor ejecutivo de The New York Times, se puso el sombrero de “bloguero en jefe” y contestó durante la primera semana de febrero a las preguntas de sus lectores a través de la sección “Talk to the Newsroom” [aquí] de la web del diario. El esfuerzo tuvo como resultado algo así como 35 páginas de texto impreso.

En ellas, Keller se muestra optimista sobre el futuro de la prensa, presume de la calidad periodística de The Times y avanza algún apunte sobre cómo evolucionará en los próximos años; hace autocrítica de alguno de los errores cometidos por el periódico en los últimos años; explica su postura editorial con respecto al conflicto de Oriente Medio…

También describe con ironía su día a día como director de periódico: “Me despierto todas las mañanas por una llamada de teléfono; siempre es algún lider mundial o celebridad internacional pidiéndome consejo. Últimamente me ha llamado mucho el presidente Obama”.

Lo que me llama la atención no es que un director de periódico se comunique de manera tan directa con sus lectores (hay precedentes), sino que lo haga con semejante dedicación y capacidad de análisis. Nada de chats medio improvisados, llenos de respuestas repentizadas y más dedicados al márketing que al periodismo [aquí, un ejemplo]. El Times demuestra su grandeza en estos detalles.

 

Sobre el rediseño de El Mundo

11 de enero de 2009

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Periódicos, Rediseños

Estoy un poco despistado. Cuando se rediseñó La Vanguardia, hace unos meses, la campaña de promoción optó por el honradísimo eslogan “La Vanguardia no cambia”. Efectivamente, el periódico del Grupo Godó redujo su formato y reemplazó sus tipografías, pero apenas modificó su estructura o su esencia.

Unidad Editorial, sin embargo, lleva semanas anunciando a bombo y platillo una nueva fórmula para su principal publicación. “Pasada la Navidad, nuestros lectores ya van a percibir una transformación muy importante”, decía su director [en el blog de Arcadi Espada]. “Seguimos siendo el más moderno de los periódicos españoles”, presume en las páginas dedicadas hoy a explicar el rediseño. “Un rediseño tan ambicioso como éste es resultado de meses de debates y reuniones de la cúpula del diario”, añade el redactor de la noticia.

“Transformación muy importante”, “moderno”, “ambicioso”. En lo que respecta a las páginas del periódico, ni de coña.

La nueva maqueta lanzada hoy por El Mundo no aporta ni una sola idea nueva al mundo del diseño gráfico periodístico. Pule someramente el diseño anterior, cambia las cabeceras y mima algunos detalles de las páginas que se habían quedado desfasados. Por lo demás, sin novedad. Opinión se distribuye antes y después de la sección de información nacional, un poco volviendo a los orígenes del periódico y a la sección ‘Periscopio’, y sospecho que este cambio es el único que percibirán los lectores.

Evidentemente, las páginas de el periódico han ido evolucionando a lo largo de los últimos meses. Fotos más espectaculares, titulares de más cuerpo, textos más cortos. Comparar el ejemplar de hoy con el de hace un par de años revela avances de estilo notables. Pero de ahí a que el rediseño de hoy suponga una transformación importante hay un trecho largo, largo.

Dos últimos apuntes que me dejan perplejo. Por un lado, se mantienen las fotos viradas en Economía para mantener “su identidad propia -seriedad, trascendencia-“. De lo que se deduce que el color es frívolo e intrascendente, lo que me resulta gráficamente retrógrado. Por otro, me deprime que los dos principales periódicos de España se parezcan cada vez más entre sí. Me apuesto lo que sea a que un lector no avisado sería incapaz de diferenciar ambas primeras páginas (sin las cabeceras, claro).

Me gusta lo de hacer críticas de diseño en siete palabras. La concisión, siempre tan divertida. Y para lo que ha publicado hoy El Mundo se me ocurren muchas: “Rediseño de mucho ruido y pocas nueces”, “¿Pagarán un canon por fotocopiar El País?”, “Cambiar sin cambiar lo hizo La Vanguardia“.

 

comentarios (11)

  1. 11 enero 2009 a las 13:16 | PERMALINK

    Decepcionante cambio. ‘ElpaisdElMundo’.

  2. perez
    11 enero 2009 a las 13:18 | PERMALINK

    Coincido en que es una copia de el diseño de El País. Los minititulares de debajo de la cabecera en fondo gris y letras azules!!

  3. 11 enero 2009 a las 14:02 | PERMALINK

    Totalmente de acuerdo. La verdad es que me esperaba muchísimo más… y los textos grandilocuentes y autocomplacientes sobre el rediseño, la refundación del diario me parecen excesivos.

  4. Pedro
    11 enero 2009 a las 19:13 | PERMALINK

    Decepcinantisisisisisimo! ¿Tanta verborrea para esto?

  5. 11 enero 2009 a las 19:25 | PERMALINK

    desordenado, mira que separar la 2 y 3 de opinion con otra 2 páginas entre españa y mundo es decepcionate. mandar a lo mejor que tienen, e independiente, Antonio Gala, es un insulto a los lectores. a Pedro j. lo que le importa es la publicidad de las impares y si no fijaos que siguen cortando reportajes de 2 páginas en 3 obligando a pasar página.
    de 0 a10 un 2 por la claridad.

  6. pepito
    11 enero 2009 a las 21:11 | PERMALINK

    Añadiría más, hay ciertos elementos resueltos de forma pésima. Por ejemplo, los titulares quedan perdidos, especialmente en la sección de deportes, donde la nueva tipografía -enésima versión de la Helvética sin novedad alguna- queda completamente desaparecida. En el resto del diario los titulares aparecen minúsculos, más aún por ir acompañados de unos subtítulos desproporcionadamente grandes. Las mejores páginas de este primer número rediseñado son las que más copian los formatos de País y Vanguardia. Con todo, teniendo en cuenta que el diseño anterior era -según mi parecer- pésimo, debemos agradecer que por lo menos hayan puesto al día la fotocopiadora.

  7. magus
    11 enero 2009 a las 21:51 | PERMALINK

    Mucho me temo que en El Mundo deben de haber tenido algún tipo de problema técnico-tipográfico en alguna edición. Concretamente, en la de Catalunya, la Neo no aparece por ningún lado, y han impreso algo parecido a una helvética. Quizá esto explique el comentario de pepito (“enésima versión de la Helvética sin novedad alguna”). Por lo demás, recomiendo la acertada comparativa visual entre El Mundo-El País de Sin futuro y sin un duro (http://sinfuturoysinunduro.com/2009/01/11/el-mundo-se-redisena-se-parece-a-el-pais/). Por cierto, todo esto me recuerda a la página editorial (macromancheta+3columnas editoriales+viñeta) del Diario 16 dirigido por Pedro J. y diseñado por Carmelo Caderot, calcadita-calcadita de El País.

  8. 11 enero 2009 a las 22:24 | PERMALINK

    Peor aún, sustituyó por la Arial. Y lo más grave de la versión Catalunya es que gracias a ese terrible descuido hay textos que no terminan y de los cuales el lector no conocerá el punto final. Eso ya no es capricho diseñístico, es un básico.

  9. 11 enero 2009 a las 23:08 | PERMALINK

    Bueno… El que esté libre errores en el ripeo de las tipografías por parte de la imprenta que tire la primera piedra. Es una putada que en su número inaugural hayan tenido semejante fallo. Pero eso pasa en las mejores familias.

    Por cierto: nadie ha dicho nada de la tipografía que han escogido para el Magazine: Archer. Es una tipografía estupenda, sorprendente. Un acierto, vaya.

  10. Paola
    11 enero 2009 a las 23:43 | PERMALINK

    Esto siempre pasa cuando se anuncia tanto cambio y tanto diseño: Las expectativas nunca quedan cubiertas.

    Coincido con la mayoria de los comentarios.

    Sobre la “Archer” cierto, es estupendísima, pero como la estamos machacando todos….

  11. houl
    12 enero 2009 a las 15:51 | PERMALINK

    Decepción absoluta. Nada nuevo bajo el sol.

 

12 publicaciones que deberían rediseñarse en 2009

28 de diciembre de 2008

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Periódicos, Rediseños, Revistas

Lo tengo que admitir, señoras y señores del jurado: la deformación profesional que padezco hace que me suponga un esfuerzo leer cualquier publicación cuyo diseño no me guste. A veces se me ha hecho cuesta arriba leer las revistas en las que yo mismo trabajaba.

Mi deformación profesional, por otro lado, me induce a sentir una especie de vergüenza ajena profesional cuando hojeo revistas y periódicos cuyas páginas claman en vano pidiendo una nueva maqueta. He listado (en orden arbitrario, que conste) algunas de las publicaciones cuyo rediseño me gustaría ver durante 2009. Algunas porque se lo merecen o porque lo necesitan, y otras porque cuentan con equipos gráficos talentosos de cuyo trabajo siempre espero lo mejor.

1. Muy Interesante. Lleva triunfando mucho y desde hace mucho, pero se ha estancado en un diseño caducado que no está a la altura ni de su contenido ni de su prestigio. Espero que el Sr. Pardina no se enfade si lee esto. Tiene un uso viejuno de la Franklin Gothic condensada/dilatada, que ya no se estila por el quiosco. Ah, no, espera: la usa El País en su sección de deportes.

2. El País. Es de reconocer que el nuevo diseño del periódico supuso una revolución en la arquitectura de páginas y secciones. Y para mejor. Pero en el cambio se perdió definitivamente su germánica disciplina tipográfica (ya debilitada con los años). Cayó sustituida por un caos de letras que, salvo la Majerit de Mario Feliciano, no procede. Ah, y los suplementos no pueden ser más feos.

3. Telva. Repita conmigo: “Combinar Gill, Futura, Helvética y Didot no tiene glamour“.

4. Interviú. Excusatio previa: en mis tiempos de Zeta trabajé en una nueva maqueta (llena de pezones turgentes y escándalos policiales) que se quedó archivada en un cajón. Dicho lo cual, creo que la emblemática Interviú se merece un nuevo diseño (aunque no sea el mío).

5. Diario de Burgos. Sigue teniendo momentos de creatividad y sorpresa, pero el diseño de este periódico no ha envejecido bien, y sus páginas tienen demasiados remiendos y costurones. Tampoco le vendría mal ajustar un pelín su estridente paleta de colores. Vaya, que el equipo gráfico del periódico tiene un montón de talento, pero el diseño se les ha quedado un poco estrecho…

6. El Mundo. La nueva fórmula pedrojotil está en el horno, y llegará en pocos días. Lo que nos vuelve a situar ante la “ocasión diseñística más grande que vieron los siglos”, con permiso de The Guardian, El País, La Vanguardia

7. ¡Hola! “Si no está estropeado no lo arregles”, dicen los libros de sabiduría. La revista tiene su estilo propio, sigue vendiendo a lo grande y rebosa publicidad. Pero también es cierto que su diseño es rancio, rancio.

8. Levante. Visto lo bien que le quedan los periódicos de tiradas reducidas, me gustaría disfrutar comprobando de lo que es capaz HJF rediseñando un diario de más entidad…

9. Xtreme Superjuegos. Más que nada porque eso querría decir que no la han cerrado…

10. La Voz de Galicia. El último cambio de este periódico fue casi una vuelta a los principios de diseño del siglo XIX (páginas planas, anarquía de blancos, fotos pequeñíiiitas). No creo que se pueda caer más bajo, pero me gustaría pensar que sí se puede rebotar.

11. ¡Qué me dices! En dos palabras: “Diseño barato”.

12. Cosmopolitan. Repita conmigo: “Juntar en la misma portada titulares en Times Cursiva, Times condensada, Times más condensada, Helvética, Kabel y Optima no resulta ni feminista ni sexy”. Se juntan tantas familias tipográficas (y muy feas) que para pasar las páginas hay que tomarse una pastilla contra el mareo.

 

comentarios (13)

  1. 28 diciembre 2008 a las 21:36 | PERMALINK

    Estupenda relación (uff, menos mal que no estamos), pero en lo referente a periódicos locales se queda corta. Flipas si te das una vuelta por Galicia (La Voz es una joya al lado de otros). Vamos que aquí hay campo. Errea anda por Santiago y por Ourense buscan nuevo diseño… y lo necesitan.

  2. 29 diciembre 2008 a las 0:39 | PERMALINK

    Bueno, es que vuestro periódico acaba de lanzar un rediseño que no está nada mal…

  3. 29 diciembre 2008 a las 8:57 | PERMALINK

    No me enfado, querido Diego; porque tienes toda la razón. Estamos en ello. Lo verás en primavera.
    Enhorabuena por tu blog!

  4. 29 diciembre 2008 a las 10:55 | PERMALINK

    Ah, qué buena noticia…

  5. mendru
    29 diciembre 2008 a las 16:22 | PERMALINK

    Se libran As, Marca, ABC, La Razón, Público, El Periódico, El New York Times o la míitica Super Pop. No está mal

  6. 30 diciembre 2008 a las 0:45 | PERMALINK

    Librarse, lo que se dice librarse…
    As es un caos, y Marca ha sufrido un rediseño (y una reestructuración laboral) bastante drásticos. ABC necesitaría un fregao, y una letra más grande, y La Razón ya está en un plan incorregible. El Periódico se mantiene en su sitio, digno y solvente. El de The New York Times es un rediseño radical que espero ver antes de morir. No controlo el diseño de Super Pop, así que no me pronuncio. Y de Público… Bueno, casi acabamos de estrenarlo, pero ya le estamos dando algunos retoques monos…

  7. 30 diciembre 2008 a las 8:54 | PERMALINK

    Diego, discrepo en Diario de Burgos :-) Creo que es uno de los periódicos “de provincias” con mejor diseño. Me soprendo a mi mismo más de una vez cuando voy por allí manchando mis manos tocando papel!!!

    Un abrazo.

    Álvaro

  8. 31 diciembre 2008 a las 17:03 | PERMALINK

    Me alegra saber, a través de su ‘dire’, que ‘la Muy’ se rediseñe. Ya se lo comenté hace algunos años en una cartita que me publicaron. Fue allá por los tiempos en los que lanzaron una hermana pequeña, ‘Explora’, que se basaba en hacer una ‘Muy’ con más desparpajo y juventud visual. La revista, con tantos temas, series y secciones, es muchas veces un caos. Pero lo malo es el uso de las tipografías.
    Sé que no volverá la época del ‘Diseño adaptable’. Con esto me refiero a aquellos diseños que utilizan tipografías y recursos gráficos adaptados exclusivamente para determinado reportaje. ¡Muy’ lo tuvo: si hablaban de tecnología, pues tipografía modernilla. Si era de historia, letras historiadas…
    Bueno, esperaremos a la primavera.
    Por cierto, el diseño de ABCme parece bastante claro y limpio.
    Y La Razón es un caso perdido…

  9. Pepe
    1 enero 2009 a las 22:13 | PERMALINK

    SuperPop cierra su edición para Portugal. Y por cierto, Diego tambien te has olvidado de otra revista que edita la misma empresa del SuperPop y que es la mas vendida del país: la mítica “PRONTO”. Su diseño es del cromañon.

  10. 2 enero 2009 a las 17:22 | PERMALINK

    Navegando navegando…:
    http://www.superpop.es/

  11. Jopete
    4 enero 2009 a las 13:02 | PERMALINK

    Me imagino que lo que quieres decir cuando hablas de Cosmopolitan, es que la Times, Helvética, Kabel y Optima no te gustan a ti, porque calificarlas de “letras muy feas” me parece que no es lo más adecuado. ¿Es más bonito el verde que el rojo?, ¿Un Velázquez o un Picasso?, pues depende de los gustos. Creo que todo es opinable. pero no calificable de “bueno/malo”, “feo/bonito” sobre todo, en el momento que en un gran porcentaje influye el gusto personal y muchas veces “las modas”, tal vez por eso dices que la Franklin ya no se estila por el quiosco.
    Personalmente no me gustan las modas, las cosas funcionan o no, dependiendo de cuantas, cómo y dónde se usen.
    Que conste, que no quiero sentar cátedra, es sólo mi opinión.
    Saludos

  12. 4 enero 2009 a las 13:37 | PERMALINK

    Bueno, un par de cosas: no quería decir que Helvetica, Kabel y Optima sean muy feas (no soy particularmente fan de ninguna de las tres, pero tampoco son “feas”). Ahí no me he explicado bien: el diseño de Cosmopolitan dispersa por sus páginas muchas otras familias tipográficas que sí me lo parecen. O quizá cada familia por separado tenga un pase, pero todas juntas… Sí, me parece feo.

    O sea, que el problema no sólo está en los materiales con los que se construye Cosmo: es más la mezcla lo que arruina el diseño.

    ¿Es más bonito el verde que el rojo? Yo no haría una señal de prohibido el paso en verde, porque no funcionaría.

    ¿Que depende de gustos? Pues claro. En diseño gráfico las cosas funcionan o no dependiendo de cómo sopla el viento. Y de cómo va la moda. Creer que un buen diseño puede permanecer vigente a lo largo de los años es casi un imposible. Sólo grandes obras maestras pueden conseguir esa vigencia.

    Bueno, de todas formas a todo lo que escribo en este blog habría que ponerle un “En mi opinión” bien grande.

  13. Jopete
    4 enero 2009 a las 14:32 | PERMALINK

    Ahora sí que estamos de acuerdo!!. Pero en mi modesta opinión, los profesionales del diseño tenéis que tener cuidado al expresar “vuestras opiniones” porque para la gente que no es profesional o que se está formando en el mundo del diseño, le puede condicionar mucho vuestras palabras, tal vez, porque las opiniones se han transmitido claramente y lo pueden malinterpretar.
    Diego, es una crítica constructiva.

 

96 puntos

7 de noviembre de 2008

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Periódicos, Portadas, Revistas

96 puntos: el cuerpo del titular que The New York Times dedicó a Obama. Un titular de portada el Times sólo ha alcanzado ese tamaño en contadísimas ocasiones (Nixon, 11S…). La vieja dama gris puede resultar estéticamente antipática, pero esta disciplina de portada me recuerda que el diseño es jerarquía, y que la jerarquía siempre aporta información.

[Las otras históricas ocasiones tituladas con un despliegue de 96 puntos, en Innovation]

 

comentarios (4)

  1. 10 noviembre 2008 a las 1:04 | PERMALINK

    Por fin un comentario inteligente sobre una portada de las que lo habitual es escuchar que son “aburridas” sin aportar ningún argumento más.
    Una vez más, enhorabuena

  2. 10 noviembre 2008 a las 1:07 | PERMALINK

    Danke!

  3. 10 noviembre 2008 a las 22:33 | PERMALINK

    Bitte!

  4. Emilio Deheza
    12 noviembre 2008 a las 20:14 | PERMALINK

    Cada quien tiene su manera y el NYT es muy leal a su disciplinada austeridad. El sobrio mensaje periodístico resulta claro, económico y directo. Como dicen los gringos: No bullshit.

Nosotros y los quioscos (visto por una americana)

21 de mayo de 2008

GUARDADO EN Enlaces enlazables, Opinión/Análisis, Periódicos

La web de la PBS, la televisión pública estadounidense, ha publicado un artículo sobre cómo nos relacionamos en España con la prensa. Acerca de nuestra relación cotidiana y callejera con quiosqueros, periódicos y prensa en general: “Are Print Newspapers Alive and Well in Spain?“.

Es un artículo curioso, escrito por Jennifer Woodard, una periodista yanki que se ha mudado a vivir a Barcelona, y que se maravilla –la mirada del extranjero sorprendido es lo que tiene– de nuestra visita diaria a quioscos y bares. El texto apunta que la muy española costumbre de pasar nuestro tiempo de ocio socializando, y en público, puede fortalecer el consumo de prensa impresa, frente a las ediciones electrónicas.

Tampoco es que la todavía escuálida penetración del mundo internetero ayude demasiado.

En fin, no es que la tinta y el papel estén a salvo, pero quizá su declinar aquí tenga un ritmo diferente al de otros países.

[Vía Gabriel Sama]

 

comentarios (1)

  1. 22 mayo 2008 a las 8:30 | PERMALINK

    Hombre, hablar con el quiosquero no quiere decir comprar prensa. Yo hablo con mi quiosquero y lo que me dice es que no está vendiendo nada. Que nota la crisis. No sé, una vez que fui a clase en la Facultá oí que el modelo de subscripción era más seguro, mejor, para los medios que el de ir al punto de venta. Los españoles no nos subscribimos. Vamos al punto de venta, lo que pasa es que entre medias nos paramos en un bar y nos dejamos la pasta. Por otra parte, la prensa ya está anunciando bajadas de la inversión publicitaría de cerca del 15%. Feliz tsunami.

 

trackbacks

  1. Blog de Notas

Una manera de encarrilar un rediseño

14 de mayo de 2008

GUARDADO EN Opinión/Análisis, Rediseños, Revistas

Llevo ya encadenados una serie de rediseños, en los últimos meses, que me han dado algo así como experiencia exprés en el tema. El programa académico manda, y hace un par de semanas me tocó hablar del tema a los periodistas en ciernes que son mis alumnos de Diseño y Edición de Revistas, en la Universidad Carlos III.

No he llegado a ser un experto en la materia, pero sí he empezado a desarrollar una disciplina interna sobre como aproximarme al rediseño de una publicación. Para la clase preparé este camino de aquí abajo, que es una sistematización (y también una simplificación, claro) de lo que he hecho cada vez que me ha tocado remaquetar una publicación.

Es un camino personal, subjetivo, con sus vicios y sus defectos: por ejemplo, yo suelo dejar el espinoso asunto de la portada para el final, y quizá sea un paso demasiado importante como para relegarlo tanto… En fin, de todo se aprende…

[A este respecto es muy, muy recomendable el serial (completísimo, estupendo; es lástima que tenga un ritmo de publicación tan laaargo) que Miguel Buckenmeyer está posteando en EnCajaBaja: “Los diez mandamientos para rediseñar un medio de comunicación“]

****

Para encarrilar el rediseño de una revista

Fase A: Las preguntas

1. Estudia la revista. ¿Por qué es necesario un nuevo diseño? ¿Cuáles son sus virtudes y defectos? ¿Su ritmo de paginación? ¿Cómo estructura reportajes y secciones? ¿Tiene vicios de maqueta y de redacción? ¿Qué sirve y se puede mantener? ¿Qué hay que tirar?

2. Estudia el pasado de la revista. ¿Dónde está su identidad? ¿Qué ha perdido con los años? ¿Qué ha ganado? ¿Qué hay que recuperar?

3. Estudia la competencia de la revista. ¿Qué hacen los demás? ¿Qué hacen mejor que tú? ¿Qué hacen peor? Y, sobre todo, ¿cómo puedes marcar la diferencia?

4. Estudia el público de la revista. El público que no puedes perder y el que pretendes ganar con el rediseño. Imagina un lector-tipo, y diseña la revista pensando en él.

5. Con toda la información, decide el concepto editorial, la voz , el tono de la revista. Todas las decisiones del rediseño y todas las opciones editoriales deben respetar, remitir a esa voz.

6. Estudia el método de trabajo en la redacción. ¿Cómo se encargan y redactan los contenidos? ¿Cómo se diseñan las páginas? ¿Cómo es el flujo de trabajo y de documentos? ¿Funciona como un buen reloj o tiene deficiencias?

Fase 2: Las decisiones

1. Decide hasta dónde quieres llegar con el rediseño. ¿Una remaqueta radical o un retoque? ¿Un rediseño que sorprenda a tus lectores o que les sea familiar?

2. Decide el formato de la publicación. Aquí entran razones de diseño, de ergonomía y, en fin, casi siempre económicas.

3. Define los elementos de la página. Elige las familias tipográficas con las que vas a realizar el rediseño. Define una paleta de colores. Define un estilo fotográfico y de ilustración.

4. Define una retícula base que se adapte al concepto editorial y a la tipografía elegida.

5. Define la estructura de las secciones, el ritmo de la revista y cómo se van a construir los reportajes. Decide qué secciones deben mantenerse, cambiar, caerse del planillo o qué nuevas ideas se pueden aportar. ¿Cómo se van a usar las aperturas?

6. Recopila material editorial real, o crea tu propio material. Pero siempre trabaja con contenidos reales. (En el mundo de las ideas todo es muy bonito, y el día a día de una redacción siempre estropea cualquier diseño que no esté preparado para aguantar el ritmo).

7. Define la portada. Decide si hay que retocar un poco o cambiar totalmente la cabecera de la publicación.

Fase 3: La pedagogía

1. Define el método de trabajo para la redacción que mejor se adapte a la nueva fórmula editorial.

2. Crea nuevas hojas de estilo. Crea los nuevos catálogos de maquetas. Crea un manual de estilo detallado.

3. Explica el rediseño: por qué era necesario y qué has querido conseguir. Explícalo hasta que te quedes afónico. Explícalo hasta que quienes lo vayan a poner en práctica se queden sin dudas y, sobre todo, se queden sin reparos. Que, como decía Sonia Martos (directora de arte de Público, Lisboa) “Los periodistas son personas que se dedican a documentar un mundo que cambia, pero a las que les cuesta adaptarse a los cambios”.

 

comentarios (5)

  1. 15 mayo 2008 a las 7:18 | PERMALINK

    Algún día tomaremos un café para hablar de este tema. Yo suelo afrontar las remodelaciones de diarios intentando responder a tres preguntas:
    1. con quién hablo (retrato robot de mi público)
    2. de qué hablo (temas)
    3. cómo hablo (redacción, diseño)
    Cada punto es un mundo.

  2. 15 mayo 2008 a las 16:44 | PERMALINK

    Es verdad. Tus tres puntos quiénquécómo resumen bien todo el problema de rediseñar periódicos, revistas y cualquier cosa rediseñable, en realidad. Eso sí: cada uno es complejo de narices.

  3. ant
    16 mayo 2008 a las 0:21 | PERMALINK

    Qué curioso… Justo yo estudié en la Carlos III y saqué Matrícula en Diseño y edición d revistas, hace unos 6 años.

    Por entonces, Jesús del Olmo (Progresa) era el profesor. Todo un crack!! ¿Seguís con el Quark o ya habéis pasado a algo más modernito?

    Ahora tengo una editorial y superviso el diseño d nuestras 3 publicaciones teen… así q ojito con los alumnos q apunten maneras ;-)

    Salu2,
    Ant Ábalos

  4. Para ant
    16 mayo 2008 a las 20:26 | PERMALINK

    ¿Qu programa de maquetación recomiendas?, yo sigo usando el QxP.6?

    Un saludo

  5. 17 mayo 2008 a las 0:07 | PERMALINK

    No sé qué dirá Ant, pero yo recomiendo mucho, mucho, Adobe InDesign.

    Antes era muy de QuarkXPress, un acérrimo defensor de sus bondades, su elegante simplicidad, y esas cosas. Se cuentan por cientos y cientos las páginas que he hecho con el QuarkX, versiones 3.1 a 6.5.

    Pero trabajar con el InDesign ha supuesto todo un descubrimiento. Igual tengo un ataque de “fe del converso”, pero ya te digo que antes morir que recular al Quark.