Skip to Content

CATEGORÍAS

En la redacción

En la redacción (#1):
The Boston Globe

24 de septiembre de 2014

GUARDADO EN En la redacción, Periódicos

THEBOSTONGLOBE2014septiembre_ChiquiEstebanOK

The Boston Globe, fundado en 1872, es uno de los principales diarios publicados en Estados Unidos. Si el nivel de un periódico americano se mide por la cantidad de premios Pulitzer que ha recibido, el Globe puede presumir de dos (de entre los 23 que tiene) particularmente señalados: por la cobertura del atentado del maratón de 2013, y por sacar a la luz, en 2004, los abusos sexuales perpetrados por el clero católico de la ciudad.

En 2013, The New York Times (que era su propietario) vendió la cabecera al millonario John W. Henry, propietario del equipo de beisbol Red Sox y del Liverpool F.C.

En la foto, tomada a primera hora de la mañana desde la mesa de recepción, se ve en primer plano el departamento de economía. Es una redacción que nunca está llena: la gente sale mucho a la calle. Una anécdota: tras la incansable cobertura de las bombas de 2013, los periodistas de The Chicago Tribune se marcaron el detalle de invitar a pizza a toda la redacción del Globe. Como muestra de apoyo y agradecimiento. Colegas.

THEBOSTONGLOBE2014septiembre_ChiquiEsteban2

[Foto y documentación: Chiqui Esteban, jefe de Gráficos de The Boston Globe.]

 

Nueva sección quintatintera:
En la redacción

23 de septiembre de 2014

GUARDADO EN Diseño, En la redacción, Quintatinta

PUBLICO2011marzo

Eso de ahí arriba es una redacción. Concretamente la redacción de un diario. Más detalle: la del desaparecido Público, justo a la hora final del cierre, en marzo de 2011.

Una redacción es, en algunas cosas, un lugar idéntico a cualquier otra oficina; el estrés, la agitación y la sensación urgencia no son exclusivas de los medios de comunicación. En otros aspectos no se parece en nada: el mundo va cambiando, pero el trabajo de informar mantiene un poquito del romanticismo y la épica de sus mejores tiempos, y por eso las redacciones siguen siendo recintos indecisos a medio camino entre la ciencia y la bohemia, entre la cadena de montaje y la barra de un bar.

Soy muy partidario de las redacciones, sitios felices (y duros, cuando toca) en los que los periodistas pueden serlo en plenitud.

Va el tópico: las redes sociales y los móviles omnipresentes han convertido a cada ciudadano en periodista y a cada teclado en un periódico. Algo de eso hay, cierto. Pero si las ideas nacen dentro de cada individuo, sólo florecen abrigadas por el colectivo y la conversación. Y las redacciones –de los periódicos (digitales o impresos), de las revistas o de los servicios informativos de una radio o una tele, por ejemplo– son cerebros en colmena que pueden alimentar el intercambio mental, el debate y la polémica continua.

Todo este elogio viene a cuento de que a partir de este miércoles estrenamos nueva sección en Quintatinta. Se llamará “En la redacción”, y el título algo obvio describe el contenido: un vistazo al interior de medios de comunicación de todo el mundo, un homenaje a las “newsrooms” como canteras de periodismo, ahora que el oficio vive apurado y los medios están cada vez más asediados por recortes de personal, agonías financieras y presiones político/económicas.

Pues eso. Cada miércoles.

[En la foto, en primer plano, el departamento de producción y cierre de Público. Justo detrás, diseño. Al fondo, las páginas del diario colgadas para revisión según se iban cerrando y, detrás, el despacho del director.]