Skip to Content

CATEGORÍAS

El País Semanal

El re-nuevo Tentaciones

26 de septiembre de 2016

GUARDADO EN Diseño, El País Semanal, Revistas

tentaciones2016oct_001

La maqueta original y noventera de El País de las Tentaciones, obra de Fernando Gutiérrez, tiene un estatus casi mítico en la cabeza de los diseñadores gráficos españoles. Aquella revista en papel prensa reventó las costuras de lo que se esperaba en un suplemento de periódico: era moderno, contundente, inesperado. [Aquí, un poco de historia.]

El pasado sábado llegaba a los quioscos una nueva versión de la revista y, aceptando el hecho cierto de que el papel ya no tiene el aura sagrada de antaño, sigue teniendo su miga asistir al rediseño de una cabecera con tanta historia.

El cambio editorial del Tentaciones se aleja del universo de las publicaciones independientes y la acerca a títulos más de consumo, como GQ o Esquire. Menos tendencias, y más cultura pop. La revista añade colores y juego tipográfico, y en general tiene más pirotécnica de diseño. También se incrementa el uso de la ilustración editorial y, un punto que la diferencia bastante de otras publicaciones, incluye grandes infografías (las páginas dedicadas a los conciertos de The Beatles o la influencia de Kraftwerk son para nota).

En palabras de Artur Galocha –que es el director de arte responsable del diseño y las infografías–, “se dirige un público de entre 35 y 50 años, los llamados ‘kidults’, una generación ya madura que no ha dejado de disfrutar de los elementos que conformaron su infancia y su adolescencia. Así que la estructura y el diseño de la revista va en esa dirección. A medida que vamos pasando las páginas la revista va madurando. Pasamos de una zona como Spoiler, más fresca y dinámica, una agenda cultural muy pop con series, películas, libros, conciertos… a una zona de reportajes con una lectura más larga y calmada, para acabar en Tentadero, una parte de estilo de vida para esa parte madura de los ‘kidults’. Así que la revista, su estructura y su diseño, responde a una evolución vital de nuestro supuesto lector. De adolescente a adulto.”

Para tipófilos: las familias usadas son Galaxie Polaris, Stag, Silva Display y Arbor. Y la ilustración de portada es de Cranio Dsgn.

En fin: la revista se relanzó hace año y medio con una apuesta al límite, arriesgada: una imagen trash, muy en la linea de las revistas independientes que valoran más la expresividad de los diseños que un ajuste tipográfico impecable. Les diré que aquella versión de la revista me gustó bastante: me sorprendió la temeridad de asociar una marca tan establecida como El País con unos códigos editoriales transgresores. Esta nueva encarnación de Tentaciones prescinde de parte de su singularidad indie, pero gana en riqueza gráfica, tiene un ritmo más comprensible y acierta a acercarse a los gustos gráficos de un público generalista. Así que muy bien.

[Conste que yo trabajo en El País Semanal, así que esta es, digamos una publicación hermana.]

 

Lo que he estado haciendo

14 de agosto de 2016

GUARDADO EN Diegocentrismo, El País Semanal

portadaEPS2082

El resumen sería que voy a intentar resucitar Quintatinta de esta parálisis en la que ha estado abandonada desde hace unos meses.

Van a cumplirse dos años desde que despegué de Madrid rumbo a México, enviado a trabajar en el rediseño de las revistas de Condé Nast. Aterricé en el D.F. con una maleta llena de sueños con muchas ganas de diseñar cosas, y di cumplida cuenta a esas ganas. Como pueden ver en mi web, tuve la oportunidad (y el gusto) de trabajar en Vanity Fair, Vogue, AD, GQ y Glamour. Diseñar para semejantes cabeceras es un privilegio que no podré agradecer lo suficiente. Y, en un tono personal, vivir en México es una experiencia muy recomendable. Qué ciudad y qué país turbulentos, sorprendentes y maravillosos.

En fin: el caso es que hace poco más de tres meses terminó mi aventura chilanga y aterricé de vuelta en Madrid. Desde entonces, la-revista-que-me-da-de-comer ha sido El País Semanal. Voy de privilegio en privilegio, porque doy palmas con las orejas por ser director de Arte en una cabecera con tanta historia y tanto nombre.

Poco antes de mi llegada, la revista estrenó una nueva fórmula editorial creada con la consultoría de Alfredo Triviño, responsable de la presencia gráfica de titanes del periodismo como The Sunday Times o Abc. Confesión: llevo muchos años trabajando en revistas que yo mismo he diseñado, y está siendo muy, muy interesante ponerme manos a la obra en una maqueta ajena. No sé otros diseñadores, pero yo he ido desarrollando manías hábitos propios, y me hace feliz intentar (poco a poco) adaptarme a los hábitos ajenos.

Datos tipográficos: la revista está diseñada casi enteramente en Madrid, la tipografía diseñada para El País por Matthew Carter hace unos cuantos años. Es una letra pensada para el periódico, robusta y noticiosa. Pero respira elegancia cuando se usa en tamaños grandes. La sobriedad tipográfica está compensada con capitulares en Austin, y pequeños toques de Founders Grotesk.

En fin: les presento unas cuantas maquetas de los últimos meses del EPS. Para que vean que no he estado ocioso…

 

comentarios (2)

  1. 14 agosto 2016 a las 15:48 | PERMALINK

    Fantástico trabajo, Diego. Y bienvenido de nuevo, echaba de menos Quintatinta.
    Un abrazo

  2. 28 agosto 2016 a las 17:58 | PERMALINK

    Diego, aprovecho la oportunidad y te pregunto: ¿qué pasó con el rediseño del estudio Solo?