Las revistas funcionan tanto más cuando más cuentan historias. Y nada funciona tan bien en una historia como un viaje. Las publicaciones alternativas proponen muchas formas diferentes de viajar, de lo concretísimo a lo general. Flaneur, por ejemplo, se centra en cada número en una única calle, y la exprime en todas sus páginas. El equipo entero de Boat se traslada de ciudad en ciudad y realiza la revista en el sitio, viviendo el ambiente y la gente. Cereal mezcla viajes y estilo de vida con una estética mínimal y exquisita, mientras que The Travel Almanac tira más por relatar los viajes de literatos, cineastas y artistas… El equipo de The Tiny Atlas Quarterly recoge en la revista imágenes y textos en primera persona de sus viajes por el mundo; Renegade, como su propio nombre indica, apuesta por los viajes alternativos (aspira a enseñar el mundo “con sus luces y sus sombras”); Wearedublin es una revista dedicada por entero a una ciudad, y Sidetracked está dedicada a las historias personales de viajes aventureros.

En el lado creativo, The Collective Quarterly viaja a sitios excéntricos buscando historias artesanos y artistas para contar su proceso de trabajo, mientras que Makeshift (“Una guía de campo de la creatividad oculta”), retrata a gente ingeniosa procedente de todo el mundo. Y, para terminar, una joya australiana: Brewster rescata imágenes estereográficas de tiempos pasados y las reproduce en 3d. Viajar, pero al pasado.

CATALOGOREVISTAS6_viajerasOK