Luchando en contra de la aparente contradicción entre deporte y letras, hay un puñado de revistas que enfocan el deporte desde un punto de vista histórico, cultural, teórico. Más por la vivencia que por el hooliganismo.

La francesa Desports es un buen ejemplo de “mook” (magazine+book) con su pequeño formato, su tapa dura y su diseño moderno, mientras que Like the Wind aplica el tratamiento revistil a las historias de los corredores que inundan la ciudad. El surf es un campo en el que abundan las revistas independientes (y muy bien diseñaadas); Acid presume de ser “una revista que tiene que ver con el surf y se dirige a las mentes curiosas”. Desde Nueva York, Victory Journal es una publicación de gran formato y diseño sencillo pero espectacular.

El mundo de las revistas sobre dos ruedas merecería un capítulo aparte. El ciclismo casual vive  un afortunado boom urbano y editorial. Así, les sugiero la belga Bahamontes, bautizada en honor del campeón toledano, pero también las españolas Volata y Pedalier, la francesa Rouleur, la holandesa Signeur, las inglesas Bone-Shaker, Conquista y The Ride Journal que, sépanlo, tiene un diseño re-fi-na-dí-si-mo.

CATALOGOREVISTAS4_polideportivas