La comida da para mucho periodismo, y el género va más allá de la mera recomendación de restaurantes o la lista de recetas. La crítica gastronómica tiene mucho de experiencia vicaria: el que lee sobre comida siente el placer gourmet por persona interpuesta, y por eso hay tanta literatura relacionada los fogones.

Las revistas para comer viven una expansión exquisita y constante. La inglesa The Gourmand y la estadounidense Gather Journal apuestan por el lado sofisticado en ilustración y fotografía. La francesa Fricote se dirige al epicuro urbano, y la española Fuet se centra en la comida y sus periferias. Toast se centra en “la comida y las ideas”, y Lucky Peach le da más a la literatura. The Cleaver está enfocada a la comida china, y The Carton a la comida en oriente medio. Put an Egg on It, una pionera, se considera un fanzine gastronómico, mientras que la italiana Alla Carta usa la comida para acercarse a los fenómenos culturales. Cherry Bombe junta mujeres, moda y cocina, y Cocina Futuro, en España desde 1999, busca difundir la cultura gastronómica. Root And Bone, centrada en la gastronomía londinense, es la más extrema y busca siempre el impacto: uno de sus temas fue “Cocinar con semen”.

CATALOGOREVISTAS3_comida