[Nota dirigida a quien caiga en este blog fuera de contexto: este artículo es una inocentada, una broma típica del del 28 de diciembre…]

El Boletín Oficial del Estado se imprimirá a todo color e incluirá “cualquier tipo” de publicidad a partir de enero de 2013, con el doble objetivo de incrementar su audiencia y mejorar su cuenta de resultados.

El Ministerio de la Presidencia, a través de la Agencia Estatal del BOE, presentó ayer el nuevo diseño de la versión impresa de la gaceta oficial, “más moderno y atractivo para nuestros lectores más jóvenes”, en palabras de uno de sus coordinadores. Se abandona la tipografía Arial, sustituida por Carmen de Andreu Balius, una tipografía “mucho más flamenca y elegante”, según la misma fuente.

Está previsto que determinadas secciones cuenten con acuerdos fijos de patrocinio, y no se descarta la inclusión de fotografías o tiras cómicas. El funcionario encargado de presentar el diseño afirmó que se está negociando “con Gallego & Rey para que hagan caricaturas de los principales nombramientos”.

Aquí van unos ejemplos del “antes y después”:

El BOE prepara promociones en quiosco de cara a la primavera. Desde la Agencia se apunta a que las acciones especiales  estarán relacionadas con los contenidos: “No nos vamos a poner, a estas alturas, a repartir sartenes o gafas de sol”. Ya está en marcha la elaboración de una serie de guía de viaje cuyo título genérico es “Europa para emigrantes”. Los boletines relacionados con los Presupuestos Generales del Estado se imprimirán en papel cebolla y con tintas no tóxicas “para hacer más digerible la crisis”.

[Más información, aquí]