Una de las obsesiones de este su blog de todos ustedes es el trabajo del diseñador americano Herb Lubalin. No puedo evitarlo: me rindo ante su hábil pirotecnia tipográfica y su capacidad de jugar con los caracteres y unirlos con ligaduras imposibles. El diseño de esta década está siendo muy tipográfico y “letracéntrico”, y gran parte de lo que se hace ahora viene a ser un eco de lo que Lubalin diseñó en los años sesenta en revistas como Eros, Fact o Avant Garde.

El caso es que con bastante retraso –culpa de Correos y sus cosas– he recibido en mis cuarteles de invierno el último libro dedicado a este Gran Genio del Diseño, que avancé hace unos meses. Se titula ‘Lubalin’, lo edita Unit Editions, lo escribió Adrian Shaughnessy y, básicamente, contiene cientos de páginas llenas de diseños gloriosos. También una reseña biográfica de unas decenas de páginas que no está nada mal.

En fin: el libraco es tirando a muy caro –65 libras– y la edición es limitada –3.000 ejemplares–, pero les diré que el material es bueno. En fin: lo pueden pedir como regalo navideño…

[Si quieren ver más sobre la obra de Lubalin, Quintatinta tiene archivados dos ejemplares completos de Avant Garde, el primero y el segundo. Disfruten.]