El típico post que anuncia un descanso de dos o tres semanas (salvo urgencias blogueras). Disfruten.