En mi casa, cuando era pequeño, no faltaba el Abc de los domingos. Durante un tiempo venía acompañado de un suplemento de humor, Al Loro, cuyas portadas dibujaba Antonio Mingote.  En esas páginas hojeé por primera vez el trabajo de un señor que ha sido un elemento indispensable del humor periodístico español de los últimos, ahí es nada, setenta años.

Ayer se murió, con los 93 cumplidos. Ahí arriba, la portada que le dedica Abc, en cuyas páginas trabajó desde 1963.