Mr. Paco Oca me recordó hace unos días que hubo hace veinte años un intento de revivir en España el género de los diarios sensacionalistas/populares. Aquel intento, impulsado por una extraña alianza entre el alemán Bild y el españolísimo Abc, se llamó Claro. Duró cuatro meses y perdió miles de millones (de pesetas).

Por lo que dicen, en un país en el que la prensa deportiva es importante no hay sitio para los diarios sensacionalistas (España); un país con diarios populares potentes no tiene hueco para la prensa deportiva (Reino Unido). Al final, intentar lanzar Claro fue un ejemplo del “Usted es zurdo y no lo sabe”. Pues eso.

Vean unas páginas para la nostalgia.