Una cita de Alan Fletcher, compuesta en Marker Felt Wide.