Ya saben, una publicación que me ha entusiasmado. Aquí, tres preguntas con David G. Uzquiza, que ha trabajado en el diseño y el concepto gráfico desde su estudio de Londres.

01. ¿Qué buscabas con la elección de las tipografías?
La primera elección tipográfica para los titulares de Buffalo fue la Headline One, que nos daba el punto áspero y desaliñado que nos gustaba. En algún momento apareció ITC Barcelona que, a pesar de su nombre, nos parecía un poco American West, romántica y artesanal. El autor de Barcelona es un neoyorquino, Edward Benguiat, que en los 50 y 60 trabajo para Esquire, The New York Times, Playboy, Reader`s Digest… Y, finalmente, Garamond como contrapunto clásico y europeo para los cuerpos de texto.

02. ¿Qué referencias gráficas habéis manejado?
La verdad es que me cuesta concretar qué referencias gráficas hemos estado manejando, pero lo que sí recuerdo es que en algún que otro momento teníamos entre manos revistas de los 70, tanto mainstream (Cosmopolitan) como underground (la española Star).

03. ¿Cómo habéis combinado el ritmo entre páginas que son “revista dentro de revista” y los diseños “a toda página”?
Nos gustaba pensar en alguien leyendo Buffalo y asombrándose al pasar cada página. Uno de los conceptos visuales a los que llegamos fue reventar los confines del periódico como objeto. Un objeto que se contiene a sí mismo, un periódico dentro de un periódico. Contenidos que se escapan de la página, trompe-l’œil para crear la ilusión de que las páginas cobran una tercera dimensión, que puedes tocar una esquina que se ha quemado… También mucha superposición para unir el desorden y el azar y transformarlo en algo estético. Y sobre todo divertirnos con ello.

Creo que, inconscientemente, utilizamos el diseño de la revista como un metalenguaje para hablar del diseño de revistas, de nuestro amor por ellas y de cómo es hacer una revista con tus manos y de manera personal: titulares a mano, con tinta, pintura, acuarelas o tierra, scanner, fotos de nuestras madres… y siempre el medio impreso como objeto de culto.

04. El proyecto se ha extendido durante años. ¿cúal ha sido el proceso de trabajo? ¿en Madrid, en Londres?
Comenzamos a trabajar cuando todos vivíamos en Madrid. Ahora que estoy en Londres, gracias a skype es posible trabajar a distancia. Aunque no es tan divertido como juntarnos todos y convertir una sesión de fotos en un editorial.

Y más páginas: