[Nota dirigida a quien caiga en este blog fuera de contexto: este artículo es una inocentada, una broma típica del 28 de diciembre. Lo escribo por si alguien se lo cree…]

Desapareció 1986, pero puede resucitar a partir del próximo mes de junio, después de las elecciones autonómicas y municipales. Los principales periódicos de Madrid proyectan recuperar la tradicional Hoja del lunes para “racionalizar costes” y  “rentabilizar la inversión publicitaria en un día de baja venta de ejemplares”, ha dicho una fuente familiarizada con el asunto.

Las Hojas del lunes [wikipedia], para quien no lo recuerde, eran periódicos semanales editados por las Asociaciones Provinciales de la Prensa desde la dictadura de Primo de Rivera y, durante el franquismo, eran los únicos autorizados a salir al quiosco el primer día de la semana. Cerraron durante los años ochenta, sepultados cuando las otras cabeceras, empezando por Diario 16, decidieron romper su  monopolio.

Las negociaciones entre los editores de Abc, El País, El Mundo, La Razón y Público, por un lado, y la Asociación de la Prensa de Madrid, por otro, están bastante avanzadas. La idea es eliminar los turnos de trabajo del domingo y crear una nueva redacción centralizada, en territorio neutral, que produciría un periódico de máximo 48 páginas y que se nutriría fundamentalmente de información deportiva. La orientación ideológica de la información política sería pro gubernamental los lunes que caigan en día par, y anti gubernamental los impares.

La principal novedad respecto a la desaparecida Hoja es que cada periódico podrá “incluir una página de opinión personalizada” y adaptar la portada a su propio diseño. De esta manera, y aunque el contenido informativo sea idéntico, cada periódico podrá mantener frente a los lectores gran parte de sus señas de identidad.

Hemos podido acceder a los bocetos de las Hojas de Público y El País, en rigurosa exclusiva.

Pero hay más proyectos para asegurar la viabilidad económica de los periódicos. Entre las iniciativas de ahorro presentadas por los editores se incluye aumentar el número de “días sin prensa”. A los tradicionales 25 de diciembre, 1 de enero y Sábado de Pascua se añadirían otras cuatro fechas que están en estudio. Se baraja que los periodistas libren la víspera del 24 de enero (San Francisco de Sales, patrón de la prensa), el 12 de octubre (Fiesta Nacional) o el 11 de julio, para conmemorar la victoria de España en el Mundial de Sudáfrica.

[Más información, aquí y aquí]