No es fácil atreverse a rediseñar una revista que tiene más de dos millones de lectores, buscar un equilibrio entre la necesidad de renovar lo caducado y el miedo (comprensible) a despistar y ahuyentar a los compradores fieles. Muy Interesante, que es una grande entre las grandes del quiosco hispano, lo ha hecho dos veces en año y medio.

En mayo de 2009 presentó un cambio estructuralmente conservador y gráficamente fallido. Esta semana sale a la calle con un aspecto muy renovado, que rompe con los códigos de estilo mantenidos por la revista en los últimos años: adiós a las tipografías deformadas, a las cajas con bisel y relieve, a las sombras… El nuevo aspecto de Muy es moderno, limpio y, por encima de todo, más disciplinado.

A ver: no es que se les haya ido la cabeza con los cambios; la fórmula fundamental de la revista sigue intacta. Los reportajes mantienen su esquema de foto-grande-para-abrir más fotos colaterales variadas a lo largo del texto. Hay viejas secciones con nuevos nombres y bonitos hallazgos como la sección “Relax”, de contenidos más desenfadados, o “Mi Muy”, que agrupa la interacción de los lectores en una especie de revista autónoma. Lo mismo, pero mejor.

¿Las bases? Tipográficamente, el diseño está construido con las estupendas Leitura NewsEtica. El color rojo domina, compensado con grises. Las dos secciones con más personalidad rompen con manchas de amarillo y azul. Pequeñas flechitas numeradas, repartidas a lo largo de los textos, organizan las referencias laterales (libros, webs, definiciones…). El formato es ligeramente más estrecho, y se mantiene una estructura base de tres columnas, y media columna falsa.

Se ha hecho un notable esfuerzo por organizar el aspecto de la revista, y el resultado la emparenta un poquito con el esquema de diseño de los periódicos: el toque clásico de la Leitura, los titulares en negro, el muy restringido uso de las siluetas, el respeto por las proporciones de la tipografía…

Tengo tres “peros”. Por un lado, y aunque se mantiene el espectáculo fotográfico, las páginas de este nuevo Muy pueden llegar a resultar algo distantes y frías. Algunos de los recursos gráficos son un tanto asépticos: las cabeceras, por ejemplo, son cajas de color que no sé si resultan sencillas o insípidas.

Por otro, echo de menos algún oasis de tranquilidad. ¡Todo está lleno de cosas! En una revista con tendencia a la acumulación de secciones y reportajes (su razón de ser es la variedad) el orden y la jerarquía son fundamentales; también el ritmo, la sorpresa. Y a este número inaugural le falta un poco de contraste.

Y, por último, reconozco que es una manía personal, pero no me funciona lo de solapar constantemente unas fotos sobre otras. Sólo añade confusión a la página, y elimina el impacto de una buena imagen a toda página.

Ahrora bien: este nuevo Muy Interesante es un trabajo sólido con muchas posibilidades de desarrollo.

[El diseño es obra del estudio milanés Leftloft. En su web hay algunas páginas de la revista italiana Focus, que comparte diseño con Muy,  y que lo ha estrenado a la vez (y casi con la misma portada).]

[El diseño ha coincidido con el lanzamiento de la versión de la revista para iPad. ¿Es la primera revista en España que saca su versión tuneada para tableta? Creo que sí…]

[José Pardina, director de la revista, presenta su rediseño aquí.]