Así, como quien no quiere la cosa, The Independent lanzará un nuevo periódico/hermano la semana que viene. Es el primer diario “quality” nacido en el Reino Unido en los últimos 25 años. Lo dicen en la nota de presentación.

Será un diario conciso, barato (aproximadamente 25 céntimos) y con un diseño distinto y distintivo. Simon Kelner, que regresó al cargo de director del diario hace unos meses, y que también dirigirá la nueva cabecera, inscribe el lanzamiento en la tradición innovadora del Indy que, todo hay que decirlo, creó escuela introduciendo el tamaño tabloide en los diarios serios de aquellas islas. “Volvemos a hacer algo radical y nuevo”, dice. “El primer periódico postmoderno”, lo llama. Es un poco una declaración grandilocuente, muy de promocionar lanzamientos. Pero da idea de las ambiciones del proyecto.

Luchará en el mercado de los diarios gratuitos, el lector-de-transporte-público, y por eso sólo se venderá en días laborables. Pretende eso tan difícil de unir “inteligencia y brevedad; profundidad y velocidad de lectura” proporcionando “un resumen de actualidad diario”.

Por si fuera poco, el propio The Independent estrenará un nuevo diseño. No conozco muy bien las tripas de todo esto, pero el periódico ha sufrido unos cuantos cambios de piel en los últimos tiempos, el último hace tan sólo unos meses. ¿Un cambio radical? ¿Se mantendrá el concepto “viewspaper”? Ah, tantas preguntas…

¿El nombre del periódico? Ahí arriba está: se llamará i. Me suena de algo