Una cita de David Mellor, político británico, compuesta en Times New Roman.