Sobre la Comic Sans, esa tipografía singular, se ha escrito mucho. Casi siempre para degradarla. Yo lo he hecho, conste. También se han impreso camisetas con leyendas en plan “Hate Comic Sans”, y diseñadores orgullosos de serlo la han golpeado con un resentimiento y un cachondeo dignos de mejor causa.

Sin embargo, va a resultar que no hay malas tipografías (por lo general) sino tipografías mal empleadas. La revista Time, a cuyo diseño se le pueden hacer pocos reproches técnicos, lleva meses usando la Comic Sans en una de sus páginas. Supongo que es un guiño de diseñador friki, pero lo cierto es que no queda mal. Da gusto saber que la Comic Sans se puede usar correctamente o, por decirlo en un tono acorde con la letra, que se puede usar chachi.

Y la página: