Como dice el Sr. Varona, de cuyo blog he robado este horror, una moto en llamas es “una buena metáfora para comunicar un Curso de conducción de motocicletas“.