MAN bloguero

La revista Man tiene una apañada sección que se llama Bloguero Invitado. ¿Adivinan quien es el “bloguero de enero”? En realidad, un honor.

El texto se publica en el número de Man que acaba de salir a la venta. Va sobre tipografía elemental, y empieza así:

“El mundo de la tipografía es, en contra de lo que pudiera parecer, un territorio de pasiones incontroladas. Diseñadores en general (y tipógrafos en particular) contemplamos las letras con la emoción de quien se asoma a obras de arte cargadas de historia. También es, desafortunadamente, un mundo de pasiones incomprendidas. Me ha costado verlo, pero me sirven como prueba los bostezos con que cualquier amigo no relacionado profesionalmente con el diseño asiste a cualquier explicación tipográfica elemental.

Si, por poner un ejemplo, intentara detallar que el texto de este artículo está compuesto en la familia Slimbach –una letra romana de transición, tradición centro europea y, lo que son las cosas, levemente inspirada en antiguas letras talladas en piedra–, es probable que el bostezo se convierta en sueño o que la mirada refleje el aburrido instinto asesino de quien me clavaría una ñ en el ojo para callarme. Una ñ Slimbach, por supuesto…”

Compren la revista, hombre, que hay que darle vida al quiosco. Van a encontrar cosas mucho más interesantes, si cabe, que mi bloguerío por invitación. 100% garantizado.