plinth

The Fourth Plinth –el cuarto pedestal, para entendernos– es uno de los proyectos artísticos y urbanos que más me gusta.

En Trafalgar Square [wiki], en Londres, hay cuatro pedestales alrededor de la estatua del Almirante Nelson. Tres están ocupados por enormes estatuas de bronce, pero uno –ése que, en un alarde de lógica, y por ir a la esencia de las cosas, es conocido como “El Cuarto Pedestal”– permaneció vacío durante más de un siglo. En 1999, a alguien en la Royal Society for the Arts se le ocurrió que ese espacio podría ocuparse con algo de arte contemporáneo pero, para rizar el rizo, y supongo que porque no estaban muy seguros de encontrar una obra a la altura de semejante marco incomparable, la ocupación sería efímera, y renovada anualmente.

En fin, la iniciativa tuvo sus altibajos, pero ahora está organizada por el ayuntamiento londinense, y parece que se consolida.

El lunes se inauguró la obra que ocupará el pedestal durante 2009. Se llama One & Another –”Uno y Otro”–, el autor es Antony Gormley, y consiste en que, durante 100 días, en turnos de una hora, día y noche, ciudadanos anónimos podrán subir al pedestal y hacer, literalmente, lo que les plazca. Esa libertad y esa notoriedad, en manos inglesas, va a dar para mucho.

Lo más importante: en la página oficial de la inciativa hay una camara en directo para ver el espectáculo.

oneanother-live

En fin, que la idea me gusta. Y al crítico de arte de The Guardian, también.