i_07052009-11

El pasado jueves nació en Portugal un nuevo periódico. Se llama i, es rarito de narices, y mola.

La cosa está impulsada por una cadena de medios regionales con ganas de lanzar una cabecera nacional, con la moral suficiente como para hacerlo en un contexto económico… cómo decirlo… desagradable, y con el morro de hacerlo permitiéndose una apuesta editorial diferente, audaz, casi experimental.

Así, el nuevo i (de información, supongo) es lo más parecido a una revista que he visto en el mundo de los periódicos. O lo más parecido a como yo me imagino el modelo de diseño de una revista aplicado al modelo de publicación que es un periódico. Diseñado por Javier Errea para Innovation, mantiene un ritmo editorial ya ensayado en otras publicaciones creadas por esta consultora: una gran sección de numerosas noticias cortas que resume la actualidad del día y otra gran sección, el cuerpo fundamental del periódico, con pocos temas pero muy elaborados. En La Gaceta de los Negocios se llamaban “24 horas” e “Historias”. Aquí se llaman “Radar” y “Zoom”. Un bautizo más moderno, todo hay que decirlo.

i comparte con la revista Monocle tanto las tipografías (Helvetica y Plantin) como muchos recursos del diseño. Así, las páginas del periódico consiguen el mismo aire equilibrado y limpio de aquella. La arquitectura es de una sencillez desarmante: el uso de los blancos es intensivo, la contención cromática es grande, y los filetes… bueno, los filetes brillan por su ausencia. Quizá es que estoy mal acostumbrado porque la maqueta del periódico-que-me-da-de-comer es totalmente opuesta en su miedo al vacío, pero algunas páginas resultan algo dispersas, y se desarman un poco.

i_07052009-detalle21

i_07052009-detalle31

i_07052009-detalle11

i_07052009-detalle01

En fin. El resultado es un periódico que no lo parece, y que despista. La ruptura de los habituales códigos de diseño y ritmo produce una sensación extraña pero muy interesante. La apertura de la sección Zoom, por ejemplo, parece más propia de una revista mensual. Lo dicho: despista, y supongo que a un determinado sector de los lectores ese despiste les parecerá insuperable. Confío en que al resto, y si la redacción da el nivel (el contenido, al final, es lo que importa), les parezca la propuesta editorial más estimulante de los últimos tiempos.

i_07052009-81

i_07052009-121

i_07052009-141

i_07052009-16

i_07052009-181

i_07052009-241

i_07052009-261

i_07052009-421

i_07052009-461

i_07052009-521