ABC 19950310

Las portadas del diario ABC durante la época dirigida por Luis María Anson son, a estas alturas, historia señera del periodismo español. Eran editorializantes hasta lo panfletario y radicales hasta lo macarra (pero de derechas), y constituyen un modelo de primera página singular que consiguió, justo es reconocerlo, vender muchos periódicos.

Ha llegado a mis manos un libro curioso: “Las Portadas de ABC 1995″. Un año de periodismo en una época políticamente muy radical: los últimos tiempos del Gobierno de Felipe González.  Con la perspectiva del tiempo, las primeras recopiladas se contemplan con una mezcla de estupor, admiración, escándalo y sonrisa.

Del prólogo (escrito por el propio Anson): “El éxito periodístico es un misterio en el que apenas se penetra después de largos años de profesión. A veces, en las claras madrugadas, cuando la sangre de la noticia calienta las venas, aciértase a levantar una punta del velo que envuelve ese misterio y entonces se comprende que un periódico libre es como el sexto sentido de los pueblos. Entre los tejidos subterráneos de un país discurren siempre corrientes hondas e ignoradas que buscan aflorar en libertad. Cuando encuentran el cauce de un periódico independiente, se derraman gozosas por él y lo transforman en voz profunda del pueblo. En voz serena e insobornable.

Por su formato -un hallazgo anticipador en los albores del siglo, cuando todos los rotativos eran sábanas para luego ir acercándose al tamaño de nuestro periódico con los actuales tabloides-, las portadas de ABC alzanzan un impacto especial y, gracias al carácter institucional del diario, orientan en parte considerable la vida nacional.»

Ahí es nada. Aquí, una selección.