Bill Keller, editor ejecutivo de The New York Times, se puso el sombrero de “bloguero en jefe” y contestó durante la primera semana de febrero a las preguntas de sus lectores a través de la sección “Talk to the Newsroom” [aquí] de la web del diario. El esfuerzo tuvo como resultado algo así como 35 páginas de texto impreso.

En ellas, Keller se muestra optimista sobre el futuro de la prensa, presume de la calidad periodística de The Times y avanza algún apunte sobre cómo evolucionará en los próximos años; hace autocrítica de alguno de los errores cometidos por el periódico en los últimos años; explica su postura editorial con respecto al conflicto de Oriente Medio…

También describe con ironía su día a día como director de periódico: “Me despierto todas las mañanas por una llamada de teléfono; siempre es algún lider mundial o celebridad internacional pidiéndome consejo. Últimamente me ha llamado mucho el presidente Obama”.

Lo que me llama la atención no es que un director de periódico se comunique de manera tan directa con sus lectores (hay precedentes), sino que lo haga con semejante dedicación y capacidad de análisis. Nada de chats medio improvisados, llenos de respuestas repentizadas y más dedicados al márketing que al periodismo [aquí, un ejemplo]. El Times demuestra su grandeza en estos detalles.