Planeta Humano (1998-2001) era una revista a la que fui adicto hasta su desaparición. Una publicación rara y finisecular, especie de National Geographic de buen rollo, cuya intrahistoria desconozco pero que siempre sorprendía con fotos estupendas, algunos reportajes fuera de lo común y un diseño que basculaba entre lo genial y lo chapucero.

También sorprendía cada pocos meses modificando su cabecera, lo que no hacía fácil localizarla en el quiosco. Una indefinición que no sé hasta qué punto contribuyó a que despareciera después de unas cuarenta entregas. Hacia el final, Planeta Humano se encarnó en una “segunda época” diseñada por Ricardo Feriche. Sus páginas eran más profesionales, pero perdió encanto…

Aquí, el número 1.

Planeta Humano 1

Primer cambio: el número 2.

Planeta Humano 2

Marcha atrás en el número 7.

Planeta Humano 7

Relieve en el número 14.

Planeta Humano 14

Más relieve en el 20, y un nuevo marco lleno de contenido.

Planeta Humano 20

¡Sorpresa! (fin de la verticalidad en el número 22).

Planeta Humano 22

Y fin del fin de la verticalidad en el número 23.

Planeta Humano 23

Vuelve el relieve en el número 36 (febrero de 2001).

Planeta Humano 36

Y nacimiento de la segunda época en abril de ese año. Pocos meses después, la revista pasaba a mejor vida.

Planeta Humano, Segunda Epoca