Cuando usas un agregador de feeds tipo Google Reader o Bloglines, suele dar pereza abrir los post para echar un ojo a los comentarios. Como lo sé (padezco esa pereza), quiero llamar vuestra atención sobre la sarta de comentarios enjundiosos que ha suscitado el post “Una foto a sangre”, en este su blog.

¿Es censura o es prudencia, encuadrar una foto para evitar mostrar un charco de carne y sangre?