Zoap

Esto cada día es más divertido frustrante. La semana pasada la venta de Zeta (que-me-da-de-comer) se daba por hecha. Este domingo, Juan Carlos Rodríguez Ibarra presumía ufano de los extremeños, a la conquista del mundo. Hoy, la dirección del Grupo le desmiente, niega firmas y cualquier hecho consumado en un comunicado que, entre otras cosas, dice que la venta es “un proceso complejo –que ya está en su fase final– y en el que han participado numerosos grupos empresariales, algunos de los cuales aún mantienen sus ofertas sobre la mesa”.

Total, que este “proceso” anda basculando entre parecerse a la novela de Kafka y, cada vez más, a un capítulo de ‘Enredo’.

La verdad: en esta selva de rumores nunca sabes qué está pasando en realidad. Estoy hartito de suspense, y de anunciar ventas que no lo han sido, así que prometo no volver a hablar sobre el asunto hasta que no haya una decisión oficial, hecha, firmada. Y que sea para bien.