Skip to Content

En la redacción #5: El Diario Montañés

29 de octubre de 2014

GUARDADO EN En la redacción, Periódicos

REDACCION DE EL DIARIO MONTA—…S © ANDRES FERNANDEZ

El Diario Montañés es el decano de la prensa de Cantabria. Pertenece a Vocento, grupo editorial originado alrededor de El Correo, de Bilbao, y que ahora mismo posee 13 cabeceras entre las que se encuentra Abc. Una potencia de periodismo regional.

Guillermo Balbona, redactor jefe de Cultura de El Diario Montañés, ha escrito para Quintatinta este texto sobre la sede del periódico:

Cansinos de ser llamados el cuarto poder, la redacción de El Diario Montañés decidió reflejar lo que siempre se ha sabido: que la calle es el primero y el único posible. Así que dicho y hecho. La dirección donde se encuentra el periódico se llama ahora La Prensa.

Desde que nos instaláramos en el barrio de La Albericia en Santander, al periódico le han ido llegando vecinos. Lo que hace veinticinco años era periferia, ahora es centro. Un periódico también refleja ese diálogo de círculos concéntricos: de la calle a la redacción, de las secciones a los lectores, de las órdenes a los colaboradores. Ahora las redacciones luchan contra el estereotipo: ese que dice que en el presente son menos humanizadas, más de mesa y menos de asfalto… Y, sin embargo, el espacio ahora es más ciudadano, las distancias más cortas y las historias más cercanas. Una redacción tiene una dirección física (la nuestra, calle La Prensa, s/n…) pero en realidad es un pulmón que respira ideas, corrientes, tendencias y huellas. La firma del redactor, que cabe en una línea, es el patrimonio. Su agenda, que debe ser interminable, es el cuaderno de bitácora y la guía para viajar por la noticia.

En más de un siglo esta redacción ha modificado su ubicación, ha sufrido la destrucción por el incendio histórico que arrasó la ciudad en 1941, y ha cambiado cientos de veces de caras, de paisaje humano, pero la esencia es la misma: la condición humana. Ahora somos dos redacciones en una. La de papel y la digital. A veces como un matrimonio sólo habla uno; otras, los dos a la vez; pero una y otra se miran hasta entenderse. La Redacción cumple un cuarto de siglo en su actual lugar en el mundo. Una redacción es un lugar que nunca está lleno y que nunca está vacío, como el vaso del optimismo y el pesimismo. Como el periódico que se abre por el principio o por el final, el relato es continuo. Solo hay asombro en las historias, exclusivas son las personas y el espacio verdadero de un periódico es siempre el titular de mañana. Y ese no tiene dirección. En la redacción de El Diario camino de los 200 años, discurre el aire de la calle que es el mundo, y como Gay Talese, «prestamos atención a la gente ordinaria, porque somos ordinarios».

En la foto: en primer termino, la sección de internet. A la derecha se puede ver la de Local, cuyas mesas llegan hasta el fondo. A la izquierda aparecen Deportes, Economía, Edicion y Región. Justo en medio está la mesa central, detrás de la cual están Diseño y Fotografia.

[Marc González Sala, jefe de Diseño del periódico, ha sido más majo que las pesetas y se ha encargado conseguir la imagen y el texto; la foto es de Andrés Fernández.]

 

La frase del lunes, por Ben Bradlee

27 de octubre de 2014

GUARDADO EN La frase del lunes, Periódicos

frase216_benbradlee

Una cita del recién fallecido Ben Bradlee, titán del periodismo y director de The Washington Post durante cinco décadas, compuesta en Bodoni Poster Compressed.

La cita original es “There is nothing like daily journalism! Best damn job in the world!”, pero he preferido traducir “damn” con un poco más de fuerza para hacer honor a la reputación de malhablado del personaje.

El obituario en su periódico, aquí.

[Fuente.]

 

En la redacción (#4): Corriere dello Sport

22 de octubre de 2014

GUARDADO EN En la redacción

CORRIEREDELLOSPORT_2014octubre_ArturGalocha

Corriere dello Sport es el segundo periódico deportivo de Italia, por detrás de La Gazzetta dello Sport. Cada uno tiene un ámbito de influencia: el Corriere es el diario del sur, e informa sobre la Roma, la Lazio y el Napoli, mientras que La Gazzetta es el diario del norte y de sus equipos. Por otro lado, el grupo editor del Corriere tiene un periódico con sede en Turín, y que informa sobre la Juventus: se llama Tuttosport y tiene una cabecera de antología (por loca).

Artur Galocha, que ha trabajado durante unos meses en el departamento de gráficos del periódico, describe así la foto:

La panorámica está tomada a las tres de la tarde, hora a la que empieza a revivir la redacción después del almuerzo. Empezando por la izquierda, están los puestos de los redactores que llevan Serie B y Lega Pro, las ligas inferiores.

Justo al lado, los de Stadio, que era un periódico independiente y que se fusionó con Corriere en los años setenta: la cabecera de la edición regional de Bolonia destaca el verde de “Stadio” para diferenciarla de las demás.

En el escritorio de delante se sitúan los que llevan la información de la Lazio. Al fondo, hay un tipo que ve los partidos, grita resultados, anota datos… Más a la derecha, el espacio de quienes informan sobre la Roma, y en el centro de la foto los que llevan nacional y coordinan todo el fútbol. A la derecha está Polideportivo: baloncesto, Formula 1, ciclismo, tenis, voleibol…; ocupan las últimas 6-8 páginas del periódico. En una sala aparte están los ‘tipógrafos’,  una especie de departamento de producción que se dedica a corregir errores de filetes, estilos… y a enviar los PDFs a imprenta.

La sede del Corriere está en la Piazza dell’Indipendenza, justo al lado de Termini (la estación central de trenes y buses), casi en el centro de la ciudad. Al lado tiene las termas de Diocleciano, la iglesia de Santa María Maggiore y La Romana, la mejor heladería del mundo.

Y lo que más se oye en la redacción son los gritos de “Goal!”, “Rete!”, “Che partita, amici!”, “Semplicimente spetacolo!” o “Bufera!”.

[Documentación y fotografía de Artur Galocha, infografista y diseñador de prestigio, y mejor persona.]

 

El Mundo alineado a la izquierda

21 de octubre de 2014

GUARDADO EN Diseño, Opinión/Análisis, Periódicos, Rediseños

En los 25 años de vida que cumple este jueves, El Mundo ha contado con los que posiblemente son los mejores directores de arte en prensa de las últimas décadas en España: Carmelo Caderot y Rodrigo Sánchez, que han dado salida a innumerables páginas brillantes durante estos cinco lustros. Por premios y trayectoria, es indudablemente el periódico mejor diseñado de España (que adolece, cierto es, de cierta irregularidad en sus páginas, si me permiten meter un poco de presión)

Desde que Sánchez asumió la dirección de arte en febrero de este año, el aspecto del diario se ha renovado a pequeños saltos sin romper con la identidad gráfica anterior (tipográficamente invariable desde el cambio de 2009). El equipo de diseño ha ido incorporando en los últimos meses nuevos elementos, ha renovado las cabeceras y, sobre todo, ha adoptado un tono general mucho más dado al espectáculo y la sorpresa, con un desacomplejado uso de los blancos muy de agradecer. Es lo mejor de la renovación de los últimos meses: rompe con los corsés tradicionales de la prensa diaria (módulos, columnas) y ha presentado cada día apuestas de diseño radicales, sobre todo en la segunda mitad del periódico.

Así, el nuevo diseño del diario, que se presentó ayer en los quioscos, no resulta totalmente nuevo y, a pesar de algunos cambios drásticos, resulta más bien el remate de ese largo proceso. Eso no es un demérito, claro. Pero explica por qué los lectores, salvo los muy avisados, no se encontrarán un periódico muy diferente al de la semana anterior. La redacción buscaba una “evolución natural”. Objetivo conseguido.

Después de hojear el diario a través de Orbyt (aquí no me llega en papel), les diré que El Mundo de hoy me parece mucho mejor que el de hace unos meses. Con un par de salvedades.

Me gusta la cabecera desplazada a la izquierda, una apuesta realmente nueva que diferenciará un poco las portadas de El País y El Mundo, prácticamente indistinguibles en los últimos años. También me parece un acierto volver a situar la frase del día bajo el logo: desde que se situó encima dejé de prestarle atención. Encuentro páginas, como siempre, llenas de sabiduría gráfica: el corte radical de las fotos de Josu Zabarte y Eduardo Punset, el juego de color del titular de Miley Cyrus o la doble página de Salman Rushdie, de una elegancia superior a la media.

Por otro lado, me agrada que el periódico se haga más sosegado, más de tiro largo, y elimine las negritas de sus titulares: Valencia sigue siendo la tipografía principal, pero con menos peso. Hay una mayor gama de despieces y frisos (algunos necesitan un pulido: las bolas con cifras no terminan de ajustarse), lo que siempre es positivo, y las cabeceras del suplemento de Deportes, la sección de Madrid y, sobre todo, EM2, tienen un tratamiento a lo grande gracias a su tamaño, en el primer caso, o a un uso inteligente del espacio en blanco. Por cierto que EM2, la segunda parte arrevistada del diario, se potencia con todo el contenido de sociedad, cultura, ciencia…

En el capítulo de salvedades, no he podido evitar decepcionarme con algunos cambios (soy así de quisquilloso). Ya me he acostumbrado a las fotos viradas a duotono en la sección de economía, una extravagancia que ya forma parte de la personalidad del diario, pero no me termina de convencer el tono azul corporativo que se ha expandido hasta sustituir al verde tradicional del logotipo creado por Cruz Novillo. Tampoco entiendo la última página, que se convierte en una especie de bocadillo de cinco pisos en el que el color de la publicidad se merienda la tira de Gallego y Rey, y observo algunas inconsistencias en los titulares, que al bajar de peso acaban engullidos por la página cuando aparecen en cuerpos pequeños. Asumo que este es un detalle menor que se solucionará conforme se vaya rodando el diseño.

Por encima de todo, creo que no funciona la aparición de la tipografía Knockout como segundo peso de palo seco para subtítulos, apoyos y deportes. Es una de las familias fetiche del director de Arte, que ya la usó intensivamente en el suplemento La Luna hace años, y resulta deslumbrante en cuerpos grandes y potentes. Pero resulta algo débil en cuerpo de texto (de hecho, no tiene cursivas) y cuando aparece en los subtítulos su constitución algo estrecha choca con la mucho más redondeada Valencia. Quizá sea una cuestión de interlineado excesivo, no lo sé. En fin.

El caso es que, por ir cerrando, la evolución gráfica de El Mundo está llegando a un afortunado punto intermedio entre la disciplina del diario y la sorpresa de la revista, y el rediseño presentado el lunes es a la vez el remate final de un proceso iniciado hace meses y el inicio de un diseño asentado y sólido al que le esperan muchos días de gloria.

Así lo cuenta el periódico. Así lo analiza Hermino Javier Fernández en el Facebook de Cuatrotipos.

Y unas páginas:

 

La frase del lunes, por Mario Gagliardi

20 de octubre de 2014

GUARDADO EN La frase del lunes

frase215_MarioGagliardi

Una cita de Mario Gagliardi, compuesta en Baskerville.

[Fuente.]

 

En la redacción #3: Esquire

15 de octubre de 2014

GUARDADO EN En la redacción, Revistas

ESQUIRE_2104octubre_ClaraMontagut

La edición española de Esquire nació, tal día como ayer, hace justo siete años. Es una franquicia del original americano y pertenece a Spainmedia Magazines, pequeño pero pinturero grupo editorial que ha demostrado una enorme habilidad para sacar al mercado revistas de una apariencia fantástica hechas con medios limitados.

Esquire destacó desde el primer momento por sus sorprendentes portadas, que han elevado a categoría de arte el uso de fotografía de archivo para conseguir la complicidad de sus lectores. Su diseño, cuidado con mimo, ha sido elegido por la SND como el mejor de la península en sus últimos premios ÑH 11.

En la foto, en primer término, el departamento de moda. La segunda fila pertenece a redacción y a la web de la revista. De fondo, los diseñadores.

Y una propina: no hay revista que se precie sin planillo de pared. Aquí, el de Esquire.

ESQUIREplanillo_2104octubre_ClaraMontagut

[Fotografía y documentación: Clara Montagut, directora de Arte de Esquire.]

 

La frase del lunes, por Carrie Phillips

13 de octubre de 2014

GUARDADO EN La frase del lunes

frase214_carriephillips

Una cita de Carrie Phillips, señora de quien no he conseguido averiguar nada, compuesta en Walter Turncoat.

 

comentarios (1)

  1. 13 octubre 2014 a las 13:38 | PERMALINK

    Por si te sirve de ayuda, aquí tienes la página de Carrie Phillips [http://www.carrieflips.com/] donde ver los diferentes proyectos en los que ha trabajado

Enlaces enlazables

9 de octubre de 2014

GUARDADO EN Diegocentrismo, Enlaces enlazables

-> Una de diegocentrismo: Borja Ventura, de Yorokobu, me ha hecho una amable entrevista para hablar de portadas de revista. No quedo ni demasiado pedante ni demasiado patán, lo que mérito suyo. “El sibarita de las portadas”, lo ha titulado…

-> El Archivo Lafuente es una de las colecciones de material impreso más grandes de Europa. Su web tiene galerías virtuales impresionantes, como esta sobre el el mundo Dadá o esta sobre la Bauhaus.

-> A Rodrigo Sánchez, director de arte de El Mundo y que lleva una vida de diseño dedicado a los suplementos en el periódico (sus portadas de Metrópoli ya son historia), la SND le ha otorgado un Lifetime Achievement Awards. Lo que viene siendo un reconocimiento (más merecido imposible) a toda su carrera. Aquí lo cuentan.

-> Y lean esta entrevista a Steven Heller, gurú del diseño donde los haya, en The Great Discontent, otra publicación internetera que ha sacado una edición en papel. [Vía Mr. Jaén.]

-> Design Brew es uno de esos tumblrs llenos de cosas bonitas. En este caso, lleno de cosas MUY bonitas: diseños y tipografía y revistas y papeles para contemplar en horas muertas.

->  The collective Quarterly es una nueva revista a medio camino entre la revista de viajes y la revista sobre gente que hace cosas (de arte, artesanía o vinos). The California Sunday.

 

 

La frase del lunes, por Jon Franklin

6 de octubre de 2014

GUARDADO EN La frase del lunes

frase213_jonfranklin

Una cita de Jon Franklin, compuesta en la nueva y estupendísima Naste.

 

La web de El País estrena un diseño que se parece a, ejem, El País

1 de octubre de 2014

GUARDADO EN Periódicos, Rediseños, Web

elpaisweb

No soy un experto en diseño web, así que mi análisis del rediseño estrenado hoy por El País no va a ser demasiado profundo, más estético que técnico.

Además de la integración de la web de noticias científicas Materia, que es amiga de esta casa y por cuya felicidad periodística doy palmas con las orejas, me han llamado la atención dos detalles.

El primero, que el nuevo diseño es más sobrio, con una paleta de colores, digamos, limitada (por no decir casi inexistente): mucho gris, y algún toque de azul… No lo digo como una crítica: no sé ustedes, pero yo acabo saturado de periódicos llenos de color y letras grandotas en los que todo grita compitiendo por mi atención.

Lo segundo: por fin aparece Majerit, la tipografía de los titulares del periódico impreso, en la web. Nunca he entendido por qué cuando los medios impresos saltan a la internete olvidan su identidad gráfica de papel. Antes no había web fonts, pero ahora… No se trata de que entre tinta y píxel haya que elegir un campeón, pero sí de que estén coordinados. Un universo gráfico coherente en papel, ordenador, móvil y tableta construye marca, y para los lectores supone la experiencia de entrar en espacios reconocibles. Los lectores tendemos a buscar referencias conocidas para sentirnos a gusto. Ejemplos: todas las aplicaciones o papeles que salen de publicaciones como The New York Times, The Guardian o The New Yorker viven en un mismo planeta estético (cada medio en el suyo, no crean), y eso funciona.

Quizá el detalle chungo que más me llama la atención en la prensa peninsular es el de El Mundo, cuyas marcas de papel y web son diferentes por razones que no puedo adivinar. Una pena: el planeta verde diseñado por Cruz Novillo es ya un icono de periodismo, y el pequeño planeta de la web es completamente prescindible.

Lo de la imagen coherente entre pixel y papel me lleva a otra reflexión bastante tonta (y lógica): para que haya una identidad compartida tiene que haber una identidad.

The New York Times tiene en las tipografías CheltenhamBeton ExtraBold Karnak y Stymie un marco fijo que se expande de su suplemento dominical a las cabeceras de sus blogs. Por su parte, The New Yorker lanzó hace unos meses una versión refinada y más flexible de la tipografía que ha acompañado sus páginas desde su lanzamiento a principios de siglo XX. Y puede que el dinero que The Guardian pagó a Christian Schwartz, Paul Barnes y cía por la letra que lleva su nombre haya sido la inversión más rentable de la historia de la tipografía: todo lo que toca huele a The Guardian.

Así, no tengo claro que ahora mismo El País, incluso con el refinamiento que ha llevado a cabo en su nueva web, tenga una identidad clara que compartir. Dicen que hay un rediseño impreso en camino, y quizá eso suponga un alivio al caos de tipografías y cabeceras de la marca. Yo, como soy un tipo osado, y porque además vivo en lejanas tierras, me lanzo a hacer una propuesta: teniendo en su cabecera una tipografía con tanta personalidad como la Clarendon, encargaría unos cuantos pesos modernizados a una fundición de postín y me lanzaría a identificar todos los productos con ella. Lo mismo funciona.

 

comentarios (3)

  1. 1 octubre 2014 a las 23:19 | PERMALINK

    Me parece muy acertado tu análisis. Pero tengo que hacerte una pequeña rectificación: non son «tipografías», son fuentes o familias tipográficas.

  2. 12 octubre 2014 a las 10:16 | PERMALINK

    Una precisión: la tipo complementaria del NYT no es Beton, sino un redibujo de Stymie.

    http://6thfloor.blogs.nytimes.com/2011/05/03/the-making-of-a-cover/

    Saludos, desde Santiago, Chile.

  3. 12 octubre 2014 a las 17:43 | PERMALINK

    Tienes toda la razón. Metedura de pata.

    Las egipcias del Times son Stymie y Karnak.

    El Times usa tipos clásicos redibujados por Matthew Carter: Cheltenham, Karnak, Stymie, Frankin…

    http://fontsinuse.com/uses/3907/the-new-york-times-article-redesign-may-2013

online pharmacy
Sorry.